Connect with us

Florida

Nadie quiere duros trabajos y bajos salarios en hoteles de Miami

Published

on

toque de queda en distrito de entretenimiento de South Beach, hoteles Miami de noche, alcohol
South Beach. Foto: captura de video de YouTube de Alinho

La alerta la da El Nuevo Herald, pero ya era previsible. Cientos de trabajadores de hoteles de Miami se niegan a volver a la normalidad de los bajos salarios que recibían en el período pre pandémico.

El diario floridano entrevistó a Norlando Saavedra, residente en Kendall, quien se levantaba a las 4:00 am para llegar al Hotel Fontainebleau, sito en Collins Avenue y la 44, en Miami Beach. Es decir, al otro lado de la ciudad. Luego regresaba al extremo de la ciudad, en el Doral, donde trabajaba hasta las 1o:00 pm y le pagaban a dólares la hora.

El Fontainebleau le pagaba un poco mejor, $16.83, pero las cuentas y evidentemente, la salud, algún día le pasarían la cuenta a Norlando. Trabajaba seis días a la semana, 16 horas diarias, por 64 mil dólares al año, entre los dos extenuantes trabajos, en una ciudad donde, “el MIT calcula que el salario digno local oscila entre $33,441 y $105,804 al año, dependiendo de cuántos adultos en el hogar trabajen y cuántos niños tengan”/

Saavedra dice que “se sentía más como una máquina que como una persona, moviéndose sin sentido desde su cama, a su coche, a las cocinas del hotel (…)”

Rogelio Pulido trabajó entre 60 y 72 horas a la semana, hasta que un día confundió el día con la noche.

Tenía un trabajo de 9:00 am a 5:00 pm en una renta de autos. De ahí iba a casa, se bañaba, comía y dormía hasta las 10:00 pm. A esa hora se despertaba e iba al hotel donde trabajaba de 11:00 pm a 7:00 am, como auditor nocturno. Salía del hotel -donde trabajaba dos o tres días a la semana- iba a casa, se bañaba, se cambiaba de ropa e iba para la renta de autos.

“Las semanas que me tocaba trabajar tres días seguidos en el hotel era un martirio. Me llevaba la ropa en el auto. Me bañaba en un cuartucho de la renta, donde había una manguera”.

Su odisea terminó no con la pandemia, sino un día que se acostó a las 6:00 pm, se levantó a las 10:00 pm -esa noche no trabajaba en el hotel pero olvidó desprogramar la alarma- y pensó que eran las 7:00 am del otro día.

“Cuando vi que mi reloj biológico se había confundido, ahí mismo dije que no más”.

En la renta le pagaban el mínimo, $7.83. En el hotel, a $9.50. “Ya colgué los guantes con los hoteles en Miami. Pagan muy mal”.

M. Herrera limpió habitaciones en hoteles de Miami hasta que llegó la pandemia. Tuvo suerte, dice, que su hotel, en Brickell, es uno de los que mejores pagan en todo Miami por limpiar habitaciones; pero conoce que en muchos hoteles de la playa pagan una miseria por una labor extenuante.

“Nadie va a querer volver a eso. La gente está exigiendo unos salarios más decentes. Nadie puede vivir en Miami ganando 10 dólares la hora. Yo gano $16 y estoy más que apretada”, dice.

Esa parece ser la realidad detrás de esa industria de ocio y esparcimiento que hay en Miami. Algo tendrán que hacer los propietarios si quieren que sus instalaciones funcionen a los niveles de antes.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Ayuda de los 300 dólares semanales finaliza en 25 estados de EEUU

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+