Connect with us

Cine y TV

Ayer se cumplieron 30 años del video más controversial de la historia

Published

on

Madonna

Ayer se cumplieron 30 años justos de un video lanzado el 21 de marzo de 1989, y que conmocionó el planeta. Un video que provocó escozor, furia, ira. Un video irreverente, un video al cual la Iglesia, de haber podido, hubiera excomulgado. Al video y a la cantante. Nos referimos al éxito indiscutible que fue Like A Prayer, la canción principal del cuarto álbum de estudio de una artista icónica: Madonna.

Podrán existir otros videos con más visualizaciones (Despacito); otros con mejores efectos especiales (Thriller), pero lo de Like a Prayer, ¡eso sí que no tuvo nombre!

Madonna, que ya de por sí cargaba sobre sus hombros cientos de epítetos y adjetivos de chica mala, pervertida, provocadora, etc y etc, en Like a Prayer se atrevió a hablarle de amor a dios, con una letra llena de referencias religiosas, y deseos sexuales ocultos. Y con una vestimenta….

Sí, escote, racismo, sexo y religión, todo mezclado en un video. Y estamos hablando del año 80.

Ya la Diva había recibido fuertes críticas por su Papa don´t preach, que lejos de amilanarla, al parecer lo que le dio fue más ánimos a ser más controversial aún. En Like a prayer, Madonna se nos muestra con gestos abiertamente sexuales, mientras alcanza una especie de éxtasis religioso al llegar, sentir – bien adentro incluso – a Dios.

Con sus manos ensangrentadas, en el video, Madonna abraza a un santo negro acuchillado, que sale de una jaula – se libera de la esclavitud – y que de pronto deja de ser santo, y se sumerge dentro de la lujuria, carne deseo y placer incontenido, abrazando a Madonna, chica blanca, mientras al fondo se escuchan canciones de un coro de gospel. A todo esto súmele que el video es filmado dentro de una iglesia.

El ruido que hizo la Ciccone con este video fue tal, que hasta el propio Papa Juan Pablo II se enteró del escándalo y, muy iracundo e indignado no solo por la letra de la canción, sino también por las imágenes abiertamente eróticas en el video, que les repito, se filmaron dentro de una iglesia, mandó a prohibir la canción de todos los canales de televisión y estaciones de radio en Italia.

En la calle, donde quiera, la gente gritaba Blasfemia, Herejía…. ¡excomulguenla! Si hubiera sido el Medioevo, de seguro la hubiesen quemado en una hoguera.

Madonna, grande como siempre fue, se limitó a decir ante los periodístas y la crítica: “El arte debería ser polémico, y eso es todo“.

Luego de treinta años después, y aún cuando en aquella época no existía ni Youtube, ni Internet, “ni Facebook, ni Twitter, ni un ca….” – como diría Sabina – Like A Prayer acumula sus buenos 73 millones de visualizaciones, y sigue siendo considerado uno de los grandes éxitos en la historia de la música. El más controversial y atrevido de la historia. El que más dolor y picazón provocó.

Y si encuentran uno que sea como ese, …. nos gustaría saberlo.

con información de Vogue

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+