Connect with us

Cuba

Arresto domiciliario y fianza de $50 mil dólares para actor mexicano Pablo Lyle

Published

on

Pablo Lyle

El actor mexicano Pablo Lyle no compareció este lunes ante la jueza Lisa Walsh en la Corte del Condado Miami-Dade, aunque sí lo hizo en otra sala y ante otro juez por motivos que aún no están claros y que apuntan a un posible conflicto de intereses entre Walsh y los abogados de la defensa.

Evidencias presentadas por el Departamento de Policía obligaron a una modificación de los cargos que se le imputaron originalmente de “agresión” al actor mexicano. Este tenía previsto presentarse ante la jueza Walsh este lunes, pero a última hora hubo un cambio de juez y de sala, y fue definitivamente el juez Alan Fine quién decidió que se hará con Lyle. Se le ha impuesto una multa de $50 mil dólares y además se le ha ordenado arresto domiciliario, por lo que deberá usar un grillete electrónico.

El equipo legal del actor reafirmó durante los minutos que habló en la Corte, lo que hizo horas antes mediante un escrito a la “otra” jueza: declarar ‘no culpable’ a Lyle de la muerte de Juan Ricardo Hernández, un anciano cubano de 63 años de edad. Sin embargo, a Fine, “enterado de última hora” con respecto a este caso, no lo convencieron mucho sus argumentos.

Los hechos a los que se refiere este caso se remiten a un altercado en la vía pública en el que Lyle golpeó a Hernández y lo dejó luego tirado en el suelo, para posteriormente abandonar la escena. El anciano falleció días después en el hospital como consecuencia de una especie de derrame cerebral provocado por la caída tras golpe dado por Lyle.

El actor había testimoniado ante las autoridades que le detuvieron en el aeropuerto en días pasados, que se sintió amenazado él y su hijo pequeño que viajaba junto a él en el auto por la actitud del anciano. Fue llevado a la Corte y se le presentaron cargos por agresión. Salió tras pagar una fianza de 5 mil dólares, y se marchó hacia su país natal México, donde ofreció algunas declaraciones a la prensa.

Sin embargo, un video de una cámara de seguridad revelado días después mostró que el anciano en ningún momento le fue encima al actor. Al contrario, Hernández se marchaba del lugar cuando Lyle le fue encima y le propinó un golpe que lo lanzó al suelo. Fue entonces que la jueza Walsh solicitó de inmediato su regreso a los EE.UU. para presentar nuevos cargos en su contra.

Una fuente de Cuballama presente en la corte este lunes, dijo que todo “cambió de repente” no solo con la aparición del nuevo juez y de escucharse los argumentos en otra sala.

La Fiscalía solicitó que se le prohibiera a la estrella de la telenovela mexicana viajar fuera de los EE. UU., pues aún no tiene claro qué o cuáles serían los cargos por los que encausaría a Lyle ya que la autopsia no está disponible todavía.

La fuente que se comunicó con Cuballama alega que la Fiscalía conoció en las últimas horas que Lyle es practicante de Artes Marciales, y que estudiaría la posibilidad de introducir un cargo relacionado con el uso de “arma letal” en el caso. Según la fuente, bajo los efectos de la Ley en la Florida, un practicante de artes marciales, si propina un golpe de artes marciales y provoca una muerte, se considera que es como si hubiese utilizado un arma. Sin embargo, no está claro si el golpe dado a Hernández por Lyle, clasifica bajo este aspecto y por ello estarían esperando una autopsia con mejores detalles, para proceder.

Quedaría saber – dijo la fuente – si lo acusarán también de mentirle a las autoridades, ya que Lyle dijo una cosa y las cámaras de seguridad mostraron otra.

“Por todo ello la Fiscalía pidió $1 millón de dólares de fianza y que se le retirara el pasaporte al actor”.

Los abogados de la Defensa escucharon los argumentos de la Fiscalía pero argumentaron que Lyle se ha mostrado colaborativo y que es injusto que se le prohiba viajar a México, país donde el actor tiene toda su familia. Dijeron además que en estos momentos el actor se encuentra trabajando en un rodaje. La Fiscalía respondió al argumento de la defensa, diciendo que de presentarse nuevos cargos más incriminatorios contra Lyle, es probable que evada la justicia y jamás regrese a los EE.UU.

Finalmente fue el juez Fine quien determinó lo que debe hacerse. Este decidió modificar sustancialmente el pedido fiscal. Quedó fijado, sí, un arresto domiciliario y Lyle tuvo que entregar su pasaporte, pero no fue un millón, sino $50 mil dólares lo que se le fijó como fianza.

Este fin de semana la familia de la víctima salió pidiendo justicia para Juan Ricardo, y hasta en la propia Univisión la locutora de origen cubano Lili Stefan pidió lo mismo para Juan Ricardo, en un caso que ha crispado a la comunidad cubana residente en la ciudad de Miami.

Las próximas horas son claves en este caso que se ha convertido en viral de noticieros y la prensa escrita de la ciudad de Miami.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO