Connect with us

Internacionales

“Anciano” en Zimbabue: 16 esposas, 151 hijos y mucho sexo

Published

on

La historia del poligamo Mischek Nyadoro, con 16 esposas es una alarma
Foto: New Vision

Misheck Nyandoro es un “habitual” en la prensa de Zimbabue. El hombre tiene actualmente 16 esposas – dos de ellas embarazadas – y 151 hijos.

El hombre en Zimbabue, de 66 años, trata de romper ese “mito” de que con más de 65 años se es anciano. A pesar de su longevidad, el vejete se mantiene muy activo sexualmente y tiene 16 esposas a las que complace, y con ellas tiene una inmensa prole de 151 hijos.

A pesar de la edad, y a pesar de que dijimos que se mantiene activo sexualmente, la verdad es que el hombre es todo un semental. Un toro. Dice que hace el sexo cuatro veces por noche, cada noche, “para que la familia siga creciendo.”

Energía tiene, porque no trabaja.

Según su credo, Misheck Nyandoro, llegó a este mundo con la responsabilidad de “satisfacer a sus esposas”. Lo dice él, no lo digo yo.

Además, es todo un viejo verde, y la titimanía le ha dado por casarse con mujeres más jóvenes porque “las tembas” tienen el líbido bajo.

anciano con 16 esposas y 151 hijos

Misheck Nyandoro junto a su prole3 de hijos. Aquí faltan algunos, porque en total tiene 151.

Aunque ya tiene 66 años en las costillas, Nyandoro dice que aspira a casarse con 100 mujeres. Ahora, a finales de año se casará con la número 17, por lo que la centuria de esposas parece una meta difícil de lograr. Sobre todo porque su corazón tiene 66 años, y teniendo sexo cuatro veces por noches, creánme, debe estar a punto de colgar los guantes. O al menos bajar el ritmo, y satisfacer a las 16 – o 17 – cada vez menos.

A pesar del mal augurio de mi parte, el hombre no piensa detenerse en su misión.

Al parecer la mollera le está patinando un poco y muestra de ello es que aspira además a tener 1000 hijos.

Ya parte de la tarea la tiene encaminada, pero esos 151 hijos ya nacidos que tiene están muy distante de su meta. Sí, Nyandoro, el ritmo que llevas es bajo, aunque tiene a dos de sus esposas actualmente embarazadas.

Poligamia: atraso cultural en Zimbabue

Nyandoro, vive en el distrito de Mbire, provincia central de Mashonaland. Para no fallar, el hombre tiene su propio cronograma diseñado.

“Voy a las habitaciones que tengo en mi horario. Luego satisfago a mi esposa y me muevo a la siguiente habitación. Este es mi trabajo. No tengo otro trabajo,” comentó.

Misheck Nyandoro. 16 esposas, y 151 hijos

Las esposas de Misheck Nyandoro. El atraso cultural en países como Zimbabue, permite que la poligamia sea “legal” y hasta sea sinónimo de jeraquía social.

Explicó además este anciano con un apetito sexual desenfrenado, que él “se adapta” según la pareja.

“Altero mi comportamiento en el dormitorio para adaptarlo a la edad de cada una de mis esposas. No actúo igual con los jóvenes que con los mayores”.

Alguien debería explicarle a Nyandoro que su comportamiento y creencias son de otro siglo.

Sus hijos, que son los que deberían tener la misión de enseñarle que esos tiempos ya pasaron, por lo menos no lo han abandonado.

Lo apoyan financieramente, y deberían exigirle a su papá que se retire. Si lo ayudan financieramente, el hombre ya pudiera jubilarse.

“Mis hijos me miman. Constantemente recibo regalos y dinero en efectivo de ellos y de mis hijastros” dijo Nyadoro sobre ellos.

Ha casado a 13 de sus hijas. 23 de sus varones también están casados. Uno de ellos, tiene cuatro esposas.

Un viejo machista, es lo que es Nyadoro.

El anciano polígamo afirma estar viviendo una vida “libre de estrés”.

Un anciano de Zimbabue tiene 16 esposas y 151 hijos

Los hijos adultos de Misheck Nyandoro, junto a sus descendientes

Ya dijimos que no trabaja, pero al parecer vive como todo un Maharajá. Y para colmo es “famoso” en Zimbabue.

“Cada una de mis esposas cocina para mí todos los días, pero la regla es que solo como comida deliciosa, cualquier cosa que sienta que está por debajo del estándar se tira a la basura.”

Y el colmo. Si no le gusta la comida que le dan, se las tira.

“Ellas conocen las reglas y han prometido no enojarse cuando les tire su comida. Todo la comida que les boto, es una lección que las ayude a mejorar”.

Mal, muy mal anda Nydoro. Su cabeza y creencias están muy, pero que te muy erróneas.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Mujer “poliamorosa” sale embarazada, pero no sabe quién es el padre

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+