Connect with us

Cuba

Almohadillas sanitarias: cinco meses de atraso en Ciego de Ávila

Published

on

atraso cinco meses almohadillas sanitarias Ciego de Ávila
Foto: ACN

A la escasez habitual de productos en las tiendas y establecimientos cubanos, en Ciego de Ávila suman también el atraso con las muy demandadas almohadillas sanitarias. Esta realidad ha obligado a que las mujeres vuelvan a usar sustitutos como paños, retazos de sábanas, gasas y algodones.

En Ciego de Ávila, a los tradicionales problemas que sufren las cubanas, se sumó desde hace mucho tiempo un notable atraso con la distribución de las almohadillas sanitarias, lo cual obliga a comprarlas a sobreprecio, cuando se encuentran; a usar sustitutos; o a buscar los dólares para las tiendas en Moneda Libremente Convertible.

Según un reportaje de la Televisión Avileña, la distribución de dicho producto en esa provincia -se entrega de forma regulada en las farmacias al precio de 1.20 pesos cubanos-, registra un atraso de cinco meses.

Entre las duras historias que cuenta el medio, está la de Trinidad Frixi, una avileña que tiene una hija encamada de 39 años de edad, “a quien desde julio del año pasado se le ha convertido en una verdadera pesadilla la búsqueda de almohadillas sanitarias”.

“Paso mucho trabajo para obtener las íntimas. Figúrese usted, no hay medios adquisitivos para comprarlas en las tiendas de divisa y ahora que no hay, las he tenido que pagar a 25 pesos”, explica esta cubana afectada.

El portal describe la voz de la avileña como de “resignación”, lo cual afirma la periodista, le hace pensar que “la historia de la ausencia de las almohadillas sanitarias es una sola. Una que padecen 157 mil 636 avileñas en edad fértil, y que generalmente queda silenciada ante la escasez de tantos otros productos, necesarios también, como los de aseo, los preservativos o los medicamentos”.

La Empresa Nacional de Materiales Higiénico-Sanitarios (Mathisa) —con fábricas en La Habana, Sancti Spíritus y Granma—no logra solucionar la dificultad que aqueja a varias provincias del país.



Mireya González Zayas, directora de la UEB Mathisa de Sancti Spíritus, explicó que en 2020 de un plan de 14 millones de almohadillas solo se produjeron diez, debido a la ausencia de materias primas, ya que de los “diez materiales básicos que se necesitan para elaborar la denominada íntima, ocho son importados”.

Esto significó que Mathisa “no pudo cumplir con la orientación de comercializar ocho vueltas a la provincia avileña, y solo repartió siete. Lo cual se traduce en que las mujeres del territorio, que deberían acceder a un paquete de íntimas de diez almohadillas cada 28 días, dejaron de adquirir cinco vueltas de las doce que les correspondían”.

“Diez almohadillas sanitarias son insuficientes para un ciclo menstrual que generalmente dura siete días. Mucho menos si se siguen al pie de la letra las recomendaciones médicas de cambiarla cada cuatro horas. Pero adquirir ese paquete suponía un ahorro a la hora de adquirirlas en las tiendas recaudadoras de divisa cuando había”, afirma el medio.

Omar Cortázar

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO