Connect with us

Cuba

Accidentes: primera causa de muerte en niños cubanos de 1 a 4 años

Published

on

niños sin agua en Sudáfrica accidentes
Foto: Referencial

El Anuario Estadístico de Salud 2020 -publicado por el MINSAP- registra a los accidentes como la primera causa de muerte en el grupo de niños de uno a cuatro años, en Cuba. Por si esto no bastara, entre aquellos de cinco a catorce, es otra de las principales causas de muerte.

Una caída, ahogados en playas y piscinas o con una bolsa de nylon, ingestión de productos químicos dejados en lugares de fácil acceso, electrocutados… cualquiera de estas causas, sumadas todas, dan al traste con la vida de los infantes cubanos más que tumores malignos o enfermedades del corazón.

No es un tema nuevo. De hecho, lo vemos, lo hemos visto, por ejemplo, a nuestro lado en una playa. Un niño se baña en la orilla y el padre lo vigila, mientras toma ron de una botella. El padre se emborracha y el niño queda solo, sin cuidado.

Ni siquiera tiene que ser culpa del alcohol. ¿Cuántas veces, de manera cotidiana, vemos a mayores que custodian niños con sus cabezas casi metidas dentro de su teléfono celular? ¿De cuántas muertes infantiles es responsable un adulto que estaba más que mirando al pequeño, metido en un brete en un post de Facebook? ¿O mirando Instagram? ¿O chateando en Whatsapp?

En el año 2016, el diario oficialista Granma recogía las declaraciones de la especialista Milagros Santacruz Domínguez, coordinadora del Programa de Prevención de Accidentes en menores de 20 años.

La funcionaria en la entrevista, dio a conocer cifras escalofriantes, como esta: “cada 23 días fallece por esta causa (la de los accidentes) un niño menor de un año, cada 13 uno en edad preescolar, cada seis uno en edad escolar y un adolescente cada cuatro días. En resumen, un menor de 20 años cada dos días”.

En el año 2019, por esta causa de los accidentes -no de tránsito, “los otros”- murieron 32 niños en el país, debido a las lesiones no intencionales. Fueron niños de entre uno y cuatro años; una edad en la que no hay conciencia y sí mucho desconocimiento sobre el mundo que los rodea. Un mundo donde a menudo hay “un hueco”, “un cuchillo fuera de lugar”, “un frasco de pastillas para la ansiedad”, “un frasco con veneno para las cucarachas” o un cable al alcance de la mano.

por Roberto A.

tal vez quieras leer: UNICEF alerta: aumenta el número de niños cubanos que cruzan la peligrosa selva del Darién

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Gana hasta $500 de saldo Cuballama! 11 días, 11 premios diarios.PARTICIPAR
+