Connect with us

Cuba

Yusuam Palacios se confabula con Alpidio Alonso

Published

on

Yusuam Palacios aplaude
Perfil de FB Yusuam Palacios Ortega

El diálogo del que habla Alpidio Alonso y secunda Yusuam Palacios no es abierto ni libre. Está cercenado desde su misma concepción

Alpidio Alonso, ministro de Cultura, anunciaba ayer a bombo y platillo el programa para conmemorar el 60 aniversario de aquel Palabras a los intelectuales de Fidel Castro. Y Yusuam Palacios -presuntamente- entendió ipso facto que tenía nueva tarea en la defensa de eso que llaman Revolución.

Ya desde sus perfiles en redes sociales el servicial joven se confabula con la propaganda del Ministerio de Cultura, y de Alpidio. Sin perder ni un minuto preparó disciplinadamente su particular “artillería”.

En palabras de Alpidio Alonso, el programa Tienen la palabra “es una verdadera fiesta de la cultura cubana, de la que se han apropiado los jóvenes. Se trata de una invitación al intercambio y a la confrontación de ideas”.

Claro que Alonso no admitirá nunca que el debate es solo para algunos, los que ni por asomo piensen en cuestionar a la sacrosanta Revolución de 1959. Ni él ni ninguno de los otros que lo acompañaban ayer mientras soltaba su perorata: Miguel Barnet, presidente de Honor de la UNEAC; Luis Morlote, presidente de la UNEAC; Omar Valiño, director de la Biblioteca Nacional José Martí; Abel Prieto Jiménez, presidente de Casa de las Américas y José Ernesto Nováez, vicepresidente de la AHS.

Todos estos funcionarios culturales y quienes los vitorean perennemente están solo reiterando lo que dijo Fidel Castro hace ya seis décadas:

La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse. Es decir, dentro de la Revolución.

Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir.

Pero sucede que ya no estamos en 1961 y al parecer muchos cubanos de las nuevas generaciones se niegan a estas políticas de plaza sitiada. Por más que Yusuam, el diputado y presidente del Movimiento Juvenil Martiano, nos quiera hacer creer ese respaldo masivo a lo que ordenan desde arriba.

El titular de Cultura y quienes mueven los hilos querrán ver quizás si con el ruido mediático de esta nueva campañita es posible borrar la imagen de un funcionario del gobierno tirando manotazos a jóvenes que pacíficamente piden otra Cuba. Como si con un programa de conmemoración se pudiera desvanecer que hace apenas una semana era entregada ante la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado “una petición para que impulse el proceso de revocación de la condición de diputado y de miembro del Consejo de Ministros del señor Alpidio Alonso Grau, actual Ministro de Cultura”.

Neus Francino



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO