Connect with us

Cuba

Villa Clara: un panorama difícil sin leche

Published

on

ganado vacuno en Cuba reses vacas año bisiesto Holguín vacas leche
Foto: Wikimedia Commons

Los problemas con el suministro de leche en Villa Clara no son muy distintos a los problemas que existen en el resto de las provincias cubanas.

Un trabajo titulado Producción de leche: ¿Una ubre con salideros?, extenso como pocos, pero sumamente importante dado el tema y la sensibilidad del tema, ocupa plana hoy en Cubadebate y se resume en una frase: en la provincia de Villa Clara hay serios problemas con la distribución de la leche.

Dice el reportaje que “Villa Clara, una de las tres provincias de mayores volúmenes de acopio de leche en el país, cerrará el 2020 con alrededor de siete millones de litros dejados de entregar a la industria”, y llama a lo sucedido “un panorama reiterado en otros muchos territorios del país”.

En la búsqueda de las causas de esos incumplimientos y en general, de descifrar los problemas que tiene hoy la producción de leche en la isla, se encamina el reportaje, haciéndose preguntas tan importantes como esta: ¿Es posible cambiar el panorama?

Y es que en gran medida, lo que importa, no es la cantidad de leche dejadas de entregar en las bodegas de Villa Clara, sino que la situación no vuelva a repetirse.

La inestabilidad en los horarios de entrega y distribución, envíos incompletos, incertidumbre, impaciencia, pueden ser cosas del presente y del pasado, pero no deberían ser constantes en un futuro. Al menos en un futuro no lejano, pues parece difícil que la situación con los pastos y forrajes, suministro de agua y otros, que afectan a la masa ganadera puedan revertirse de la noche a la mañana.

Esperanza Rodríguez, una santaclareña de 68 años resume la llegada de la leche de dieta a su bodega de esta manera:

“Unos días la leche llega en las mañanas, otros en la tarde, y a veces toca y no aparece el camión. Cuando eso sucede una empieza con la incertidumbre de no saber cuándo la darán y preguntar constantemente en la bodega, pero esa es una situación difícil, porque muchos enfermos contamos con ese producto para nuestra alimentación. Todo sin hablar que a veces viene demasiado aguada o con exceso de sal”.

La inestabilidad e insuficiencia en la entrega de leche impacta directamente en que las tres pasteurizadoras de la provincia son incapaces de procesar y distribuir la mercancía.

Hasta el cierre de noviembre de 2020 alrededor de 140 formas productivas de Villa Clara incumplían sus planes de entrega de leche.

Parte del problema se denomina “desvío de leche”. Es decir, los productores desvían parte de la mercancía y no la entregan al Estado. ¿Por qué? Pues porque un litro de leche puede venderse, por fuera, entre diez y quince pesos, que es más del doble de lo que recibe un campesino cuando los entrega a la industria estatal.

El problema del acopio afecta a campesinos como Octavio Cruz. Octavio tiene ocho vacas en ordeño, y en jornadas alternas entrega solo 15 litros. ¿El motivo? No pasan a recogerla.

“No la puedo llevar al termo. Lo mío es producirla y si no la recogen prefiero echársela a los puercos”, dice.

Sumadas todas las ineficiencias -y estas son apenas unas pocas de las muchas que recoge el extenso trabajo- se arriba a una conclusión que involucra al invento que un día llegaron unos roedores para salvarse de ser devorados por un gato: ponerle un cascabel.

Pero… ¿quién le pone el cascabel “a las vacas”?

Ariel P.

tal vez quieras leer: Cuba: Vacas flacas sin leche en medio de un año bisiesto

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+