Connect with us

Animales

Villa Clara: Animales sueltos en la vía provocaron 20 accidentes entre enero y abril

Published

on

reses (vacas) en una carretera de Cuba

Por estos días en que los accidentes de tránsito en las carreteras cubanas son noticia casi cada semana, el territorio de Villa Clara exhibe unos números que asustan y preocupan.

Tan solo entre los meses de enero y abril del año en curso, ocurrieron en Villa Clara 20 accidentes por culpa de los animales sueltos en la vía; aunque, afortunadamente, no se han reportado víctimas fatales. Eso sí, se han reportado cuatro personas lesionadas, dos más que el año anterior.

En el territorio, este no es un fenómeno nuevo. Granma rememora esta mañana un accidente ocurrido en el año 2003 cuando, un animal suelto en la vía provocó el choque entre un ómnibus de pasajeros y una rastra. “Por culpa del animalito”, 34 personas fallecieron y otras 72 resultaron lesionadas.

Un hecho tan lamentable supondría medidas enérgicas y de rigor para evitar sucesos similares en el futuro. Sin embargo, la realidad, 16 años después no es muy diferente.

Durante 443 recorridos efectuados por miembros de la Unidad Provincial de Tránsito en el territorio junto a funcionarios de la Agricultura se encontraron 23 animales sueltos, todo un peligro potencial para los choferes, especialmente en los horarios nocturnos. 20 de ellos fueron decomisados, dice el teniente coronel Heriberto López, jefe de la citada Unidad.

De hecho la provincia es segunda a nivel nacional en cuanto a accidentalidad provocada por las bestias sueltas en las carreteras. Solo superada por el territorio de La Habana donde, “en el primer cuatrimestre de 2019 ya ocurrieron 263 siniestros, con un saldo de ocho muertes y 214 lesionados, aparte de los daños materiales.

Bastaría pensar que estamos hablando de dos provincias para alarmarnos con estas cifras, pero el hecho se repite cotidianamente en el resto de las provincias. Algunos de ellos ni trascienden en los medios de comunicación porque – digamos – el daño fue mínimo; pero la diferencia entre pasar de estar vivo a muerto, tras chocar con un animal pasa por un delgado hilo. Un segundo. Un centimetro. Un par de kilogramos. Un par de kiómetros menoso más por hora.

Exigencia, control, recursos… no solo a los agricultores dueños de animales, sino también a “los trabajadores por cuenta propia que emplean la tracción animal en la transportación de carga o pasajeros”.

Son precisamente esas personas, dice Granma, dueñas de coches y volantas que andan a oscuras por las carreteras o luego de haber ingerido bebidas alcohólicas, las responsables de 26 accidentes ocasionados en los cuatro primeros meses del año, que provocaron una muerte y 16 lesionados, lo cual evidencia su falta de cordura.”

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Comida a domicilio para CUBA! Pizzas, hamburguesas, completa cubana... ENVIAR AHORA
+