Connect with us

Noticias

Supermercados de la capital cubana permanecen vacíos o cerrados

Published

on

Texto y fotos: Vladia Rosa García

Vacíos o clausurados, así están los supermercados en la capital de la isla. La Copa, tienda ubicada en el municipio Playa, en la actualidad se encuentra cerrada sin aparente fecha de reapertura

Entre las noticias más difundidas en las redes sociales está la ausencia de insumos en las Tiendas Recaudadoras de Divisas y los supermercados de La Habana. Los establecimientos más grandes, a los cuales acude un público mayor debido a la variedad de productos, son los que presentan sustanciales problemas.

La Copa, tienda ubicada en el municipio Playa, en la actualidad se encuentra cerrada sin aparente fecha de reapertura. Alrededor del local se concentran escombros y retazos de azulejos. Además, la pintura de la fachada luce deteriorada por el abandono y la necesidad de mantenimiento constructivo.

Hasta ahora las autoridades no se han pronunciado respecto a la clausura. Una vecina cuenta que de buenas a primeras no abrió más. Tampoco hay albañiles que impliquen que está en reparación. “No sabemos el porqué. Como todo, los que mandan disponen y nosotros, el pueblo, no nos enteramos hasta que lo vemos”.

“La mayoría de los estantes de comidas están vacíos”

Otros de las entidades que exhibe una situación similar es el Mercado de 3ra y 70. Al parecer, el hedor en las zonas de refrigeración es una variable común en cada centro comercial de la capital. “Esto es una falta de respeto, la peste es insostenible, ¿qué persona puede aguantar tanto mal olor?”, comenta una señora indignada ante las condiciones del lugar. Los clientes piden explicaciones a los trabajadores, mientras estos aseguran que la solución “no está en sus manos”.  La escasez de recursos cada vez es mayor y ya no se centra en los locales de venta pequeños sino en los centros de referencia como Carlos III y los mencionados anteriormente.

El sabor del refresco continúa siendo una incógnita. Solo se está vendiendo de naranja y de producción nacional. “Este es el tercer lugar al que entro buscando uno diferente. Aquí nunca se sabe, antes solo había Cola ahora solo “Najita”. Me gustaría tanto ver los estantes llenos, con variedad. Ya no qué ponerle a la niña de merienda, no quiere llevarse nada porque todos los días es lo mismo”, declara Laura, madre y estomatóloga.

“La mayoría de los estantes de comidas están vacíos. El mismo producto ocupa una estantería entera. Hace unos meses se perdió el aceite, luego el pollo y ahora es el puré de tomate, por mencionar algo básico. Nunca se tiene todo. Cuando no estamos presos, nos andan buscando”, ríe Nelly cuando regresa de un trayecto del municipio Playa al Vedado. Ha perdido el día de trabajo para salir a buscar los insumos de la semana.

Esto ocurre cuando hace apenas unos días la ministra de Comercio Interior, Betsy Velazquéz, explicara al diario Granma ante los frecuentes “reclamos de la población sobre el déficit de alimentos” que la ausencia de transporte no impediría la “reposición  inmediata” de los  productos en cada puesto de venta.

Además, se refirió a que entre medidas  del Ministerio para sobrepasar las crisis estaba  “buscar tiendas con mayor capacidad de recepción” para abastecer un número mayor de ciudadanos, debido a que los víveres solicitados ya se encontraban en los almacenes previendo la falta de combustible. Pero tal parece que las palabras de la directiva se quedaron ahí. En el aire. La realidad demuestra lo contrario.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO