Connect with us

Cuba

Roban bolso a periodista cubana en una tienda y arremete en diario oficial un año después

Published

on

Tienda Caracol en Cuba

Una joven periodista cubana identificada como Lianet Suárez Reyes fue víctima de un robo en una tienda de la isla, y aprovechó su espacio en el diario oficialista Juventud Rebelde para denunciar el hecho. La joven se encontraba en la provincia de Pinar del Río cuando sufrió el robo de su bolso con todas sus pertenencias.

Decidí entrar a la tienda La Típica, y pasados diez minutos, cuando me dispuse a recoger mi bolso (con chapilla en mano), este simplemente ya no estaba en su lugar”, comienza contando la periodista para luego explicar que “la señora responsable del guardabolso (trabajo por el cual recibe un salario) se encontraba ejerciendo dos funciones más en el establecimiento debido a la falta de personal”.

La joven periodista sospecha que fue un ladronzuelo quien hurtó el bolso; pero lejos de buscar “este culpable”, arremetió con toda razón contra “La Típica”, una tienda que pertenece a la empresa Caracol. Que la señora responsable del guardabolso estuviese ejerciendo otras funciones debido a la falta de personal, no es excusa para Lianet ni para nadie. La joven ejerció su derecho de reclamación en esa y en otras instancias superiores. Quien haya sido víctima del robo de al menos un monedero vacío con un carné de identidad dentro, sabe lo engorroso, difícil y molesto que se vuelve el trámite. ¡No digamos ya un bolso completo con más pertenencias, documentos de identidad y dinero!

Desde ese día y hasta entonces, me vi envuelta en un largo y engorroso proceso de denuncias, porque quien tenía el deber de salvaguardar mis bienes no estaba cumpliendo con su responsabilidad,” explica la joven en el diario.

Según la periodista, la Resolución No. 54 del Ministerio de Comercio Interior, que establece los deberes y derechos de los clientes en los sectores estatal y privado expresa en uno de sus puntos, que es deber «recibir productos y servicios que cumplan con los requisitos de calidad; satisfacer sus necesidades con un adecuado y oportuno abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad; adquirir productos y servicios con adecuada relación calidad-cantidad-precio, y disponer de vías y mecanismos para tramitar cualquier insatisfacción, reclamación, conflictos entre consumidores y proveedores por daños». Sin embargo, la inexistencia de una Ley de Protección al Consumidor ha dejado a Lianet y a otras personas víctimas de sucesos similares, completamente desprotegidos.

A pesar de dolor por la pérdida, la joven no desaprovechó la ocasión para un oportuno sarcasmo.

Lastimosamente, resulta más habitual de lo deseado llegar a los puntos de venta del mercado minorista cubano y, luego de una extensa espera propiciada por las distracciones y la falta de rapidez de quienes ofertan el servicio, tener la constante sensación de que los dependientes (al cumplir con su trabajo) han estado haciendo un favor. Incluso puede suceder que a la salida vayas preguntándote si la jaba que contiene tus productos pesa un poco menos de lo que debería.

Era lo menos que podía hacer luego de todo un año de trámites y reclamaciones, tiempo en el cual debe haber chocado contra el más violento de los muros burocráticos. Sí, porque el robo tuvo lugar en junio del 2018, y fue ahora, al parecer agotadas todas las vías, que Lianet se decidió a hacer pública su cuita.

Después de casi un año continúo a la espera del veredicto de un proceso judicial que parece extenderse aún más. Mi afectación económica no ha sido remunerada y, por el contrario, fui víctima de engaños, explicaciones sin sentido (o ausencia de estas) e incapacidad de los funcionarios encargados de dar una respuesta. Entonces habrá que preguntarle a Buena fe si la culpa no la tiene nadie…

Roberto A.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Vuelve la RECARGA que todos RECOMIENDAN! Con +30 CUC EXTRARECARGA AQUÍ
+