Connect with us

Cuba

Ramona Matos Rodríguez, la doctora que “explotó” el drama de los médicos cubanos en Brasil

Published

on

Ramona Rodriguez

En momentos en que la retirada de los profesionales de la salud cubanos de Brasil es trending topic en las redes sociales y punto de análisis en las redacciones de diversos medios del planeta, desde Miami una doctora cubana que prefiere el anonimato comentó a Cuballama que “todo este rollo comenzó por Ramona”,  e hizo referencia a una doctora cubana, Ramona Matos Rodríguez, que en el año 2013 denunció a través de los medios la situación existente con relación a los galenos cubanos que formaron parte de la génesis del Programa de Salud “Más Médicos”.

La fuente asegura que aquellos que “llegaron primero que nadie”, cobraban mucho menos, y que fue “gracias a la denuncia hecha por Ramona que nos subieron el salario.”

Cuando yo llegué a Brasil, inmediatamente nos subieron el salario a $1245 dólares mensuales; por lo sucedido con esa doctora,” explica esta profesional de la salud que desde hace ya tres años reside en el Sur de la Florida.

Ramona, aseguró en el 2014 haber sido “engañada” por el gobierno cubano. Trabajadora en el municipio de Pacajá, en Pará, alegó que decidió salir del Programa de salud Cubano-Brasileño tras descubrir que otros médicos extranjeros contratados para trabajar en Brasil ganaban más que los médicos cubanos contratados.

Otro médico cubano que “desertó” de la misión en Brasil, aseguró a Cuballama que en aquellos años eran apenas unos 7000 los galenos cubanos.

La profesional de la salud cubana abandonó entonces el programa Más Médicos, y tiempo después demandó ante un tribunal brasileño ser recompensada por $ 149 mil reales, “por daños morales, derechos laborales y diferencia del salario”, además de otros $10 mil que le fueron ofrecidos por el gobierno brasileño pero que ella no percibió, pues Cuba suspendió su pago.

En su comparecencia en los tribunales, Matos Rodríguez llevó a las instancias judiciales una copia del contrato mediante el cual fue llevada a Brasil. En el documento, firmado entre Ramona y la Sociedad Mercantil Cubana Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos,  se establecía como duración del contrato tres años, en los cuales, tras su firma, la médico aceptaba ganar el equivalente a US $400 mensuales depositados en Brasil; y otros 600 dólares que serían retenidos en una cuenta en Cuba.

“Ramona solicitó asilo y dijo que no volver a la isla,” explica R. Hernández otro galeno que “desertó” de Brasil en el año 2015.

“Cuando ella se inscribió para irse a Brasil a trabajar, le prometieron un pago de$1000 dólares mensuales. De esos, le daban $400 y otros $600 iban para una cuenta de banco que ella podía disfrutar cuando regresara a Cuba,” explica la fuente.

“Pero el problema es que había médicos de otros países que ganaban $15 mil reales al mes. Eso era, al cambio de aquel momento, unos $6000 dólares al mes. Cinco mil más de lo que ganaba ella. Por los cubanos, Brasil pagaba unos $10 mil reales ($4000 dólares)”, agrega y ella solo cobraba mil. Cuba se quedaba con la tercera parte”, explica. Esa, entre otras razones, es la que argumenta el recién electo presidente de Brasil Jair Bolsonaro para pedir “cambios” en el modo de contratación de los cubanos, y fue por ello que la galeno cubana decidió plantar cara con la justicia brasileña argumentando que, de esos R$10.000 mensuales que pagaba el gobierno carioca ella apenas recibía unos R$900 ($360 usd).

La doctora Matos Rodríguez reside desde el año 2014 en los EE.UU., país al cual llegó tras solicitar asilo político.

El suceso, que al decir del portal de Cubanet Noticias “abrió una brecha” entre los médicos cubanos sirvió para que el mundo entero conociera la situación de los profesionales de la salud cubanos en Brasil, quienes percibían apenas una mínima parte del dinero que devengaba el estado cubano por sus servicios.

Cuba, en su momento, declaró que las verdaderas intenciones de Matos Rodríguez no eran las de quejarse contra el pago salarial, sino la de acogerse al Programa de Cuban Medical Professional Parole (CMPP por sus siglas en inglés), y utilizó toda su herramienta mediática para “desenmascararla”. Sin embargo, el gobierno cubano jamás ha explicado con transparencia si, los galenos cubanos al momento de la firma del contrato – por ejemplo – conocen del dinero que Brasil pagaba por sus servicios.

Según Hernández “nunca se nos decían esas cosas. Uno las descubría después, ya estando allá.”

Ramona Matos Rodríguez, a quien en su momento el diario El Comercio, de Perú, la llamó “la doctora que se volvió un problema político en Brasil“, es natural de La Habana, y especialista en Medicina General Integral.

Con 27 años en la profesión al momento de su salida del sistema de salud cubano, Ramona antes de cumplir “misión” en Brasil había estado en otro país Latinoamericano, Bolivia.

 

Comentarios
1 Comment

1 Comment

  1. Adriana

    November 17, 2018 at 3:12 pm

    Note que la palabra carioca no se aplica a todo Brasil. La palabra carioca no significa brasileño. La palabra carioca es unicamente para designar los nativos de Rio de Janeiro, así que no era “el gobierno carioca” como se escribe en el reportage, y sí, el gobierno brasileño. Quien habla aqui es una carioca!!! Soy de y estoy en Rio de Janeiro. Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+