Connect with us

Cuba

Proyecto de construcción en Coral Gables enfrenta a cubano decidido a NO VENDER su casa

Published

on

last man home standing Coral Gables

Lo que ha sido definido como “el mayor desarrollo constructivo en la historia de Coral Gables” enfrenta un serio problema: una familia se niega a vender su propiedad y esta se encuentra justo en el medio de las obras.

Se trata de una familia cubana emigrada que vive en una pequeña casa propiedad del patriarca de la familia, Orlando Capote.

Aunque las excavadoras y otros equipos de la construcción se encuentran trabajando a escasos metros de su casa – quizás con la esperanza de que Capote se vaya del lugar definitivamente – este hombre, junto a su familia, se niega a abandonar el sitio en el que han vivido durante varios años.

La ciudad cerró la calle incluso, pero nada de eso ha servido para que de esta zona conocida como Coconut Grove Drive, y que ahora es parte de la zona de construcción de The Plaza Coral Gables, se marche la familia Capote..

Nuestros derechos de propiedad han sido quitados. No tenemos derecho de acceso al frente de nuestra casa“.

Durante años los desarrolladores fueron compraron lentamente todas las casas del vecindario con el objetivo de levantar allí una Plaza,con más de dos millones de pies cuadrados de condominios, oficinas, tiendas y hasta un hotel. Todos los residentes del área vendieron, excepto Capote, quien junto a su madre Lucy dice sentir un apego especial por el que fuera su hogar una vez emigrados de Cuba.

Ahí vivió su madre, junto a su último esposo y están, dice, sus recuerdos.

Todavía puedo ver a mi padre cortando el césped. Le encantaba trabajar en el césped ”, expresó Capote.

Este ha sido – y será – el escollo que ha encontrado la ciudad para seguir adelante con el millonario proyecto. Los Capote se niegan a abandonar sus recuerdos más hermosos. La ciudad quiere modernizarse, pero no pueden comprar los sentimientos de apego al recinto que más que una casa, es un refugio de alegrías espirituales para estas personas.

Al parecer la Plaza tendrá que construirse con los Capote dentro, porque estos se niegan a irse del lugar, y con tanto avance en las obras de construcción solo queda una opción: readecuar el proyecto que según expresan, “ha pasado por un exhaustivo proceso de aprobación que ha sido examinado públicamente en múltiples audiencias públicas realizadas durante una década en numerosas reuniones de la Comisión de la Ciudad, planificación y zonificación reuniones de la Junta, Junta Revisiones de arquitectos, entre otros.

Más de 35 ofertas ha recibido Capote por la casa. La ciudad asegura que “las preocupaciones de Capote se han abordado desde el inicio del proyecto”, y que incluso, un desarrollador le ofreció construirle una casa nueva, pero el anciano se niega y dice que NO VA A VENDER.

“¿De qué sirve tener todo el dinero del mundo si pierdes el alma? Esta es nuestra alma ”.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO