Connect with us

Cuba

Prensa oficialista confirma el agua achocolatada en Cienfuegos

Published

on

la calidad del agua en Cienfuegos

La prensa cienfueguera confirma la denuncia hecha en días pasados en nuestro blog. Lo que viene por las tuberías de agua allá es “agua con chocolate”.

Y no precisamente el Chocolate MC, alias “El Benny Moré de nuestros tiempos”. Por cierto, el Benny, que era cienfueguero, ¿habrá tomado alguna vez en su vida un agua tan sucia en la Perla del Sur?

Cuando en días pasados nuestro colaborador Pedrito, desde la provincia de Cienfuegos nos confirmaba que el café que se había tomado esa mañana no sabía a café y no por el chícharo precisamente, sino por culpa del agua con el que lo coló, lejos estaba él de imaginar que horas después, el gobierno de la provincia de Cienfuegos admitiera en su página de Facebook la mala calidad del agua que estaba llegando por las tuberías de las viviendas en la provincia.

Desconocían los del gobierno -y Pedrito también- que la rotura en la conductora de Paso Bonito era de la magnitud que esta foto nos enseña.

Por ahí, por ese hueco, se coló todo el fango “habido y por haber” que le desgració el café a Pedrito. Y a quien no es Pedrito también.

Dice ahora el diario 5 de Septiembre que “el agua achocolatada persigue a los cienfuegueros como mismo el gato Tom al pícaro Jerry, en conflicto y persecución, risa y dolor”.

Y es cierto. Este tema del agua “sucia” que llega por las tuberías de agua potable en la provincia es un tema que es viejo y peina canas. El estado ruinoso y las vetustas tuberías a cada rato le causan un malestar a los cienfuegueros. Son de cobre, en algunos tramos, y la presión del líquido termina por reventarlas; en mayor o en menor grado. La reparación capital es posible, pero cuesta una millonada que al parecer el gobierno de la provincia -o el país- no están dispuestos a enfrentar.

Los habitantes de Punta Gotica, Bonneval, Tulipán, Buena Vista y otros de la cabecera provincial a cada rato sufren las consecuencias de este percance y, lejos de recibir “agua” como tal, reciben un líquido que, como bien explica el 5 de Septiembre, es achocolatado.

La rotura en la planta potabilizadora de Paso Bonito, donde se clora el agua que consume el 63 por ciento de los habitantes de Cienfuegos, presentaba niveles de turbiedad por encima de las 100 unidades, dice el periódico oficialista. Esto viola claramente lo que establece la Norma Cubana (NC 93-11-1986) al registrar como admisible 5 o 10 en el vaso doméstico.

¿Hasta cuándo Cienfuegos va a sufrir la entrega de agua achocolatada? ¿Por qué a pesar de las inversiones en el sector hidráulico volvemos a recibir un servicio de baja calidad? ¿Y las siete plantas filtros que brindarían servicio a la población ante situaciones como estas? Dice la periodista Zulariam Pérez Martí que “un mar de preguntas late sobre la agenda pública y mediática”.

Lo peor del asunto es que un agua así puede provocar fácilmente en la población un brote diarreico, “enfermedades dermatológicas, de oído, parasitarias, infecciones vaginales…”, como expuso públicamente la sureña Carmen Hernández Siverio en Facebook.

Muchos cienfuegueros se sienten engañados de la E a la S; sobre todo porque en agosto del año 2019, Yosvany Rubí Bazail, delegado provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), le aseguró a los residentes de la Perla del Sur que la potabilidad del agua en la provincia tenía un 96,25 por ciento.

Las palabras de Rubí, en aquel entonces, que no está tan lejos en la memoria de los sureños, fue un explote total. ¿Cómo este funcionario iba a exhibir tal “certificado” y afirmar que el agua en Cienfuegos “estaba en talla” y todos los días internautas sureños, residentes en distintos barrios de la ciudad, exhibían fotos de lo que estaba llegando por las tuberías que era, no exageramos, vean estas fotos, metralla pura.

Tanque del inodoro en casa de nuestra colaboradora Lis, en agosto del 2019. Nótese que el agua es negra. Decía por esos días el delegado provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en Cienfuegos, que el agua tenía un 96,25% de potabilidad.

El encontronazo de Rubí con los lectores del 5 de Septiembre y los oyentes de Radio Ciudad del Mar en agosto del 2019 fue grande. Como mínimo, lo acusaron de mentiroso.

¿Dónde se encuentra ahora este émulo de Pinocho? Lo desconocemos, pero sus buenos augurios hechos hace un año sobre el tema, se destrozaron recientemente cuando “una falla técnica, en específico: la rotura del tubo de agua de lavado, el cual no admite remiendos, sino la sustitución total de unos 13,9 metros (m)” le trajo de vuelta a los cienfuegueros, la dichosa agua con chocolate.

Para colmo de males, “la tubería colapsada se ubica en una especie de sótano de 4 m de profundidad que dificulta las operaciones del cambio, al tener muros y paredes bastantes gruesas que se deben derribar para sacar la vieja e introducir la nueva, que tampoco es cuestión de coser y cantar”, refiere el 5 de Septiembre y alerta a los cienfuegueros que el problema continuará en los próximos días.

Entre remedios y soluciones caseras ha vivido la potabilizadora de Paso Bonito desde que fuera construida en la década del 70´del pasado siglo. De un arreglo hecho en el 2018 aclara un especialista:

“La solución que se hizo hace dos años en Paso Bonito no es efectiva al 100 por ciento ni va a resolver el problema. Es una planta con muchos años de explotación y demandaría una inversión capital (…)”

agua en Cienfuegos

Así estaba el agua en casa de Lisandra González, colaboradora nuestra, residente en Cienfuegos. Foto tomada el 24 de junio de 2020 a las 12 meridiano. Lo cual demuestra que “el chocolate” es constante en las casas cienfuegueras.

Y si Pedrito pensaba poder seguir con su rutina de abrir la pila y llenar la cafetera para colar su cafecito mañanero, deberá pensárselo dos veces.

“Ante la actual rotura, hemos logrado localizar en Ciego de Ávila los metros de tubería de polietileno de alta densidad, pero la otra parte de la armazón cilíndrica es metálica y se fabricará aquí (…) Igualmente hay que ajustar otros aditamentos a esa gran tubería antes de ponerla; todo se complejiza mucho cuando no tenemos la tecnología ni la materia prima a mano (…) Es inventiva tras inventiva”, expresó José Díaz Torres, coordinador de objetivos y programas del Gobierno Provincial, que atiende esta esfera.

Acueducto, Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Astilleros Asticar y Serviquímica (Grupo Empresarial de la Industria Química), sin obviar otras del sistema industrial y el gobierno en el territorio están trabajando mancomunadamente en devolverle el agua transparente y clara a los cienfuegueros, que la única pregunta que se hacen es: ¿Cuánto más hay que esperar?

La solución al drama de este viejo amigo, según el 5 de Septiembre, está en “dos proyectos millonarios: traer el agua de la prensa Avilés a través del canal magistral o una gran inversión en una presa de Villa Clara”.

“Ambas soñadas en papeles de oficina, en agendas que todavía no pujan lo suficiente como para ver la luz del nacimiento”, explica Zuliaram en su excelente artículo, digno de otras épocas y no de estas, es la verdad, tras la salida del 5 de Septiembre de Adonis Subit Lamí, el hombre que le devolvió un poco de brillo a la prensa sureña en los últimos dos años.

Pedrito, en corta llamada, asegura que si eso es así el seguirá con su rutina de agarrar cuanto palo encuentre en la calle y darle candela en el patio de su casa para hervir el agua.

No le quito el color compadre, pero por lo menos le mato los bichos“, señala resignado.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Cienfuegos: El agua sucia y el café perdido

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+