Connect with us

Florida

Un policía y un Publix de Miami se “cotizan” al valor de un muslo de pollo

Published

on

Publix bota comida todas las noches, policía golpea por pollo

Un policía de Miami lanzó contra el suelo y golpeó repetidamente en su cara a un sin techo que robó un muslo de pollo en Publix.

Publix bota todas las noches kilogramos de comida a la basura. ¿No pudo haberse hecho algo mejor?

Trabajé en un Supermercado Publix durante ocho meses a mi llegada a los EE.UU. Trabajé en el turno de noche. Entre algunas de las funciones al momento del cierre tenía estas: BOTAR LA COMIDA “SOBRANTE”. Lo pongo en mayúsculas porque más de una vez me explicaron por qué se botaba esa comida, y la política de Publix con relación “a eso”, y como Publix está comprometido con donar alimentos a los más necesitados, algo que al parecer falló en días pasados, y ahora Publix y la policía de Miami -digamos que, ¿un policía?- están en la bolsa al valor de un muslo de pollo.

Un muslo de pollo. Eso fue lo que se había robado un sin techo de un Supermercado Publix (localizado en en el área de Biscayne Boulevard y Northeast 17th Street) el pasado 16 de abril poco antes antes de las 7:00 pm, cuando fue sorprendido y avisada la policía. El resto es quizás conocido por todos. El policía lanzó al homeless contra el suelo y le propinó repetidamente puñetazos, mientras el que parece ser el supervisor o manager del Publix recogía no sé qué cosa del suelo. Ahora, tanto la policía de Miami como Publix enfrentan las críticas.

Es un robo. Sí, ¿y? ¿era necesaria la golpiza? No. Por dos razones. Publix podía perfectamente “donarle” el muslo de pollo al sin techo, sin tener necesidad de llamar a la policía. Tal vez una reprimenda.

Es más, Publix podía darle una caja entera de muslos de pollo al homeless, tal vez unos Spicy Chicken Wing, o rostizados con limón, sin tener que nosotros llegar a esta grotesca escena de ver a un policía golpeando al hombre más indefenso del mundo: un homeless hambriento.

Ahora, el nuevo jefe de la policía de Miami, el cubanoamericano Art Acevedo ha tenido que hasta hablar del asunto. Ha sido su estreno, quizás, y quiera Dios que la justicia sea servida.

Tal vez Publix o el violento policía de Miami deban tomar nota de esta cronología:

Diciembre del 2014: Un oficial de la policía en Alabama decidió no arrestar a una mujer que fue sorprendida robando huevos en un supermercado. En lugar de eso, decidió comprar su comida.

Noviembre 2017: Agentes de policía de Carolina del Norte que respondieron a un informe de robo en un supermercado local, encontraron más que nada a una madre que tenía problemas para poder alimentar a su familia.

La mujer sospechosa de robar en el supermercado Food Lion en Hillsborough, Carolina del Norte, había estado sin comida durante tres días.

En una publicación en Facebook, el Departamento de Policía de Hillsborough declaró que el cabo senior Keith Bradshaw y la oficial de primera clase Candace Spragins, “gastaron $ 140 dólares de su propio dinero en comida para su familia. Luego la llevaron a su casa con los comestibles”.

Julio del 2019: Cuando una mujer fue acusada de robar en una tienda Whole Foods en la ciudad de Nueva York, los oficiales de seguridad del supermercado la detuvieron mientras llamaban a la policía. Pero en lugar de arrestar a la mujer, los tres policías pagaron por la comida que supuestamente deslizó en su bolsa de compras.

Cuando los agentes llegaron y evaluaron la situación, lejos de arrestar a la hambrienta mujer consideraron más oportuno ayudarla.

Diciembre del 2020: Un oficial de policía de Arlington fue elogiado por sus acciones durante una respuesta de robo en una tienda el mes pasado.

El Día de Acción de Gracias, Nick Ghidina y otro oficial se enfrentaron a una mujer que había robado comida de una tienda de alimentos cercana. Rápidamente descubrieron que la mujer no tenía hogar y tenía hambre.

“En lugar de esposar a la mujer y llevarla a la cárcel, el oficial Ghidina tomó una foto de la comida, fue a la tienda y la pagó con su propio dinero”, dijo la policía en un comunicado.

Enero del 2021: Después de la llamada de robo en una tienda, el oficial de policía Matt Lima decidió pagar los comestibles de una familia necesitada. La sospechosa iba con sus dos niñas. El oficial Matt Lima dijo que las dos niñas le recordaban a sus hijas, y decidió hacer algo más que un arresto. No dio puñetazos.

Ariel P.



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO