Connect with us

Cuba

Paseos en barcos u opciones de buceo están prohibidos para los cubanos

Published

on

Por Ana María Alba

En el más famoso balneario de Cuba,  la Marlin Marina Varadero ofrece un viaje en catamarán, “Excursión Safari Cayo Blanco”,  pero está totalmente prohibid0 para los cubanos

Fueron muchos los años en que los cubanos tenían totalmente prohibida la entrada a los hoteles en su propio país. Décadas en la que eran tratados como escorias si asomaban la nariz a la puerta del Habana Libre, algún Meliá o lo que es peor ¿en Varadero un cubano? Imposible…

“¡Ustedes los cubanos no pueden entrar aquí!” Una respuesta similar la tuve que escuchar hace ya algunos años de un custodio, cubano también por supuesto, que cuidaba las instalaciones del hotel Comodoro, en Miramar. Su tono altamente discriminatorio supongo que provenía de indicaciones “de arriba”. Quizás temían que los nacionales,  como el susodicho cuidador, les transmitiéramos alguna enfermedad contagiosa a los “bien ponderados visitantes de otras tierras”. Dura y humillante realidad…

No fue hasta fines de marzo de 2008 cuando las reglas cambiaron algo. El gobierno anunció entonces con bombos y platillos que se “autorizaba el hospedaje de los cubanos” en los hoteles de su propia patria. Además se “permitía” alquilar autos en las agencias, claro, todo ello a los mismos precios que se les ofrecía al turismo internacional, pese a que el salario medio de los de la isla no asciende los 20 dólares mensuales.

Pero no todo lo que brilla es oro y menos en esta isla en el que aún estamos lejos de ser un sitio normal, en el que sus ciudadanos gozan de los derechos fundamentales como en la mayoría de los países del mundo. Todavía hoy en día hay ciertas acciones que los cubanos no pueden hacer y que los turistas internacionales sí tienen permitidas. Entre ellas disfrutar de paseos turísticos en barcos o bucear en las cristalinas aguas de muchas de sus playas.

En el más famoso balneario de Cuba,  la Marlin Marina Varadero ofrece un esplendoroso viaje en catamarán “Excursión Safari Cayo Blanco”,  pero que está totalmente prohibida para los cubanos. La oferta escenifica uno de los tratos más discriminatorios hacia los nacionales.

Francisco y Claudia se casaron en julio pasado y ahorraron para pasar su luna de miel en Varadero. Tres días en un lujoso hotel sobrepasó los 800 dólares, pero querían una experiencia diferente y no escatimaron en buscar otras ofertas para completar sus días de celebración.

En el propio hotel la tentadora opción se anunciaba.  Una preciosa ruta descrita como “Excursión Safari Cayo Blanco” ofrecía una experiencia de navegación por los cayos cercanos a Varadero. Pero al intentar reservar la primera expresión de los turoperadores fue que era “exclusiva para los turistas. Los cubanos no pueden navegar”, les dijeron. Pidieron una explicación y solo recibieron una encogida de hombros. “Eso es lo que está establecido”, nada más.

Igual experiencia narra un padre en correo electrónico enviado a la redacción de Cuballama. Un cubano, evidentemente residente en el exterior e identificado solo como Julián, lamenta el hecho de que su hija, también cubana, viajó a la isla con su esposo y en dos ocasiones se le negó a ella la posibilidad de disfrutar de paseos en barco que, a precios altísimos, se ofertan en los hoteles de los cayos al norte del país.

“Mi hija ha viajado en dos ocasiones a Cuba con su esposo y no le han dejado participar en paseos en barco por ser cubana, al esposo por ser español sí. Le ocurrió en los cayos del norte de Las Villas y en Cayo Largo del Sur. Investiguen y verán que les digo la verdad. Escriban por favor sobre esto. Saludos”, relata Julián.

Buceo solo para extranjeros

Para los amantes del buceo Cuba es un sitio atractivo. Desde La Habana hasta los cayos más exóticos, la excelente flora y fauna marina, el clima tropical y una temperatura media del agua de 26 grados,  convierten la zona en una más que propicia para sumergirse en cualquier época.

Cuba cuenta con siete marinas y 39 centros internacionales de buceo en los que se puede recibir clases o bien recorrerlas como una opción de paseo.

Amante y practicante del buceo, René decidió aprovechar sus vacaciones en Cienfuegos para recorrer las aguas. Es buzo certificado con licencia internacional y posee todos los requisitos para la práctica. En el centro de buceo aledaño al hotel Faro Luna pagó 35 dólares por la excursión, tenía lista su cámara subacuática y todo lo demás…  pero había un solo problema: René es cubano.

A pesar de que vive hace casi 20 años en Estados Unidos no puede subir a una embarcación, salir mar adentro y sumergirse en las cristalinas aguas de su nación de origen. “¿Me privan en mi país por una orden?”, preguntó al encargado del centro de buceo mientras le extendía un billete de 20 CUC. El muchacho miró a todos lados, los cogió y le pidió: “No abras la boca en todo el viaje”.

“Cómo se entiende o me explican que pretendan que los cubanos con residencia en el exterior inviertan en Cuba y al propio tiempo se dictaminen estupideces como esta.  ¿A qué le temen?”, exclama René.

Indagaciones de Cuballama llegaron hasta el Centro de Buceo Shark’s Friends en Playa Santa Lucía, ubicado en la costa norte de la provincia Camagüey, y donde los clientes pueden bucear con tiburones, incluso los cubanos.

Según aseguraron desde su página de Facebook,  para los nacionales “nuestras opciones están disponibles ya que el acceso al punto de buceo se realiza con medios de transporte hasta el canal de entrada de la Bahía de Nuevitas”. Es decir no se sale mar afuera. Entonces, ¿radica ahí la explicación de todo?

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+