Connect with us

EEUU

Mujeres rubias son más divertidas, pero más infieles

Published

on

Rubias Marilyn Monroe

¿Qué sucede con las mujeres rubias que hay tantos tontos que hablan de ellas y tantos estudios y encuestas sobre las mujeres con el cabello rubio?

Según el portal Askmen, las mujeres rubias son más divertidas, pero también son las más infieles.

El estudio no es nuevo, pero sin dudas hace énfasis en un tema “viejo” también: la estigmatización de las mujeres rubias.

A ellas, no pocos “estudios” similares a este, las califican por lo general de menos “avispadas” o “inteligentes”. ¿De dónde sale esta “idea”?

Muy probablemente pienses que esta especie de “rubio estigma” nace del cine norteamericano, y de algún que otro papel “viral” en la cual la culpable fuese “Marilyn Monroe”, pero no.

Hablando de estereotipos “rubios”

Hay varios aspectos de la percepción estereotípica acerca de las mujeres de cabello rubio. Si bien por un lado, el cabello rubio en las mujeres a menudo se ha considerado atractivo y deseable a lo largo de la historia en varias culturas europeas, particularmente cuando se combina con ojos azules, el nacimiento de esta cultura “bombshell” acerca de las rubias parece se popularizó con el bestseller de Anita Loos, escrito en 1925, Los caballeros prefieren rubias.

Las personas incluso suponen también que las rubias se divierten más, y ello, muy probablemente, nazca de un comercial “viejo” de Clairol para colorantes para el cabello, en el cual usan la frase ‘¿Es cierto que las rubias se divierten más?’ .

Wikipedia recoge además que “algunas mujeres han informado que sienten que “otras personas” más amantes de la diversión después de haberse aclarado el cabello.¿Será porque la decoloración química penetra a través del cuero cabelludo, llega al cerebro y las altera?

Sin embargo, la percepción de que las rubias son menos inteligentes existe no en Europa, pero sí en los Estados Unidos; aunque el origen está en Europa.

“Las raíces de esta noción se remontan a Europa, con la “rubia tonta” en cuestión, siendo una cortesana francesa llamada Rosalie Duthé, satirizada en una obra de teatro de 1775 Les Curiosités de la Foire por su hábito de detenerse mucho tiempo antes de hablar, apareciendo no solo estúpido, pero también literalmente tonto (en el sentido de mudo),” explica Wikipedia.

Las rubias en el cine estadounidense: Marilyn Monroe

Recordemos que en el cine norteamericano de los años 20 y 30, casi el 90% de las actrices estrellas tenían el pelo negro. Y corto también. O al menos sobre los hombros.

Marilyn Monroe, como ninguna mujer, era tonta de por sí. Obviamente su estrellato, especialmente con el papel que los guionistas fueron creando para ella, contribuyó a la fomentación del estigma hacia las rubias.

Sarah Churchwell, una de sus biógrafas, dijo que Marilyn era, de hecho, “una de las mujeres más inteligentes, de carácter más fuerte y mejor actriz que lo podíamos pensar“.

En Some Like It Hot, dirigida por Sugar Kane Kowalczyk, Marilyn enojó mucho a su director porque parecía “más estúpida que de costumbre”.

La actriz rubia más bella que jamás ha pisado Hollywood, con todo esa aureola de misticismo que rodea su muerte; el hecho de que fuese preferida y amada por todos a pesar de su “supuesta estupidez”, dejó un legado, es cierto.

Marilyn, es cierto también, creó el estereotipo de Dumb Blonde hacia ella misma, pero no era un espejo de su verdadera personalidad.

En esa época de “comedias”, si Marilyn hubiese sido tan tonta, hubiese hecho solo un papel, y basta. El filme de 1953 dirigido por Lorelei Lee, Los Caballeros las prefieren rubias; y otro filmado ese mismo año, “Como atrapar a un millonario”, por Pola Debevoise, contribuyeron a ser amada por todo un país, a la vez que hicieron creerle a lagente que sí, que era tonta. Y Marilyn era rubia.

Si bien es cierto que su etapa de estudiante no fue brillante, y que nunca tuvo un gran trabajo hasta que entró al cine, su irrupción en la década del 50´, desplazando a decenas de actrices con mucho más talento y estudio actoral que ella, no lo hubiese logrado si fuese “tonta” precisamente.

Fue una actriz que supo superar su dislexia y algún bipolarismo. No era una profunda. Quizás no era astuta. Tenía sentido común y razón. Le gustaba leer y aprendía con rapidez. Tenía agallas y podía cautivar a todos. Absolutamente a todos. Si fuese “tonta”, Arthur Miller no se hubiese fijado en ella.

Dos frases suyas redondean la idea anterior.

“Cuando se trata de eso, les dejo pensar lo que quieren. Si les importa lo suficiente como para molestarse con lo que hago, entonces ya soy mejor que ellos”.

O esta otra:

“Nunca he engañado a nadie. He dejado que la gente se engañe a sí misma. No se molestaron en averiguar quién y qué era yo. En su lugar inventarían un personaje para mí. No iba a discutir con ellos”.

Volviendo a Askmen y su famoso “estudio”.

Esta página de citas “descubrió” que los hombres cuando ven a una extranjera se les hace más atractiva y ¿por qué? por el simple hecho de que no es una belleza «común de América Latina», por así decirlo.

Un 54% de los entrevistados dijo que las rubias son las más infieles, seguidas por las morenas, las de cabello negro y al final las pelirrojas.

A favor de ellas, el 91% de los hombres mencionó que el sentido del humor fue un factor importante en la elección de una amante, y que entre todas, “las rubias son las que tienen un mejor humor y son las más divertidas.”

Esto propició que más de la mitad de los encuestados prefiera estar en la cama con una mujer de pelo rubio.

Así que, resumiendo: si tu novia es rubia, es probable que te haga reír.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO