Connect with us

Cuba

Marco Rubio se opone al acuerdo entre las Grandes Ligas y Cuba

Published

on

Senador Marco Rubio

El senador estadounidense Marco Rubio pidió este jueves al presidente norteamericano Donald Trump que no avale el trato logrado entre las llamadas Grandes Ligas de Béisbol y la Federación Cubana de ese deporte bajo el argumento de que este trato beneficiará al gobierno de la isla.

Su pedido lo hizo a través de la red social de Twitter, aunque dejó entrever que lo había hecho de manera personal a través de un documento, tal y como se estila en estos casos.

Rubio expresó vía Twitter que él tiene “mucha confianza” en que Donald Trump y el Departamento de Estado “pondrán fin a este terrible acuerdo unilateral”.

El acuerdo anunciado el 19 de diciembre por las Grandes Ligas de Béisbol intenta poner fin al “peligroso tráfico de jugadores cubanos”, y permite a los beisbolistas de la isla además, firmar con equipos norteamericanos bajo reglas similares a las comparecencias ahora vigentes con Japón, Corea del Sur y Taiwán.

“Creemos que este acuerdo logra ese objetivo y permitirá que la próxima generación de jugadores cubanos persiga su sueño sin soportar muchas de las dificultades que experimentan los jugadores cubanos actuales y anteriores que han jugado en la Liga Mayor de Béisbol”, dijo el Comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred cuando anunció el acuerdo.

¿Qué reclama Rubio?

En teoría reclama que no es la Federación Cubana de Béisbol una entidad independiente, si no que es el gobierno cubano quien ejerce un control sobre ella, y en base a eso las ganancias no serán obtenidas por la Federación como tal. Llama la atención que Rubio se concentró en un punto interesante a discutir, y no como hizo el Congresista Mario Díaz-Balart que tuiteó “alegremente” y expresó una teoría absurda bajo la cual con este acuerdo, “se estaría propiciando el tráfico humano de peloteros entre Cuba y los EE.UU,” motivo por el cual fue bombardeado con respuestas aclaratorias en cuanto al verdadero objetivo del acuerdo.

Ya desde el pasado 20 de diciembre el analista Jacob Ogleson en Florida Politics expresaba que ni Marco Rubio, ni Mario Díaz-Balart querían que la MLB y Cuba lograsen un acuerdo similar.

Ogleson dijo que ambos se mostraron “cautelosos” y dijo que Rubio creía “que el pacto debería generar preocupación del gobierno federal.”

“Le pedí al Departamento de Estado y a la Casa Blanca que revisen el acuerdo que permite al régimen cubano llevar a cabo el tráfico de jugadores de béisbol patrocinado por el estado”, dijo Rubio entonces en Twitter.

Este jueves, el senador volvió a abordar el tema (vía Twitter donde, valga la aclaración, no suele contestarle luego a nadie) y calificó el acuerdo de “ilegal e inmoral”.

“La legalidad del reciente acuerdo entre la MLB y la Federación Cubana de Béisbol se basa en que durante la era de Obama, se dictaminó que la Federación (cubana de béisbol) no está controlada por el gobierno cubano’, escribió Rubio. Y expresó a continuación:

“Esto no es solo un hecho incorrecto, es una farsa y estoy trabajando para que se anule lo antes posible”.

Si bien el acuerdo se comercializó para permitir que los jugadores y sus familias viajen de manera segura y legal entre los EE. UU. y Cuba, Rubio considera que la propuesta es esencialmente darle fondos al gobierno de la isla.

Actualmente los peloteros de la isla que llegan a las Grandes Ligas lo hacen a través de un tercer país (Haití, República Dominicana) en un enrrevesado y peligroso trayecto que involucra a contrabandistas, y en el cual no pocos veces la vida de estos peloteros y sus familias se ha visto en peligro.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Super descuentos en ENVÍOS a CUBA! - Splits, motos y más - ¡Especiales 4 de Julio!ENVIAR YA
+