Connect with us

Cuba

Magdiel y Paquito: no al exilio, pero sí a su dinerito

Published

on

Paquito el de Cuba

Vuelve otra vez el tema del exilio. Paquito el de Cuba y algunos de los de su séquito en Facebook, prefieren “censurar” la crítica proveniente del extranjero, aunque no su divisa salvadora.

Periodistas oficialistas cubanos, el siempre controvertido y fanático a las recargas, Francisco Rodríguez Cruz, conocido como “Paquito el de Cuba”, el locutor Magdiel Pérez y el “colaborante” Arturo Chang- aunque no fueron los únicos- son comidilla de la gente en Facebook luego de que el primero de ellos hiciera una publicación en redes sociales en la que sugería que los exiliados de la isla no debían opinar sobre lo que acontecía en ella, sino cuidar más del país en que habían elegido vivir.

“Si viviera fuera de Cuba, haría por mejorar ese otro país, y no estaría las 24 horas pendiente de ese lugar tan malo del que hui”, dijo en Facebook Paquito, un criterio tan desatinado que obvia, por ejemplo, que muchos exiliados ni siquiera consideran a Cuba, como tal, un país malo. Otro grupo, del exilio también, no cree que el país sea malo, sino que el que es malo es su gobierno.

Si viviera fuera de Cuba, haría por mejorar ese otro país, y no estaría las 24 horas pendiente de ese lugar tan malo del que huí

Posted by Francisco Rodríguez Cruz on Saturday, September 19, 2020

A todas luces, Paquito parte de un error muy grave: Confundir a Cuba como país con Cuba como gobierno.

Dentro del exilio existe gente que emigró de Cuba “por amor”, otros que fueron de visita o a una beca de estudios y encontraron luego una excelente oportunidad de trabajo; y los hay que hasta emigraron por culpa del clima y un problema dermatológico; y los hay como Aymara, que fue de Cuba a trabajar en un crucero y salió embarazada de cuatrillizos y no se pudo interrumpir el embarazo.

“Yo vivía en una barbacoa en Centro Habana; ¿qué iba a hacer con cuatro niños en una barbacoa?”, se preguntaba en Italia en noviembre.

Así y todo, tanto Paquito como el locutor Magdiel Pérez, quien manifestó: “De acuerdo contigo rotundamente, Francisco Rodríguez Cruz… si te vas, no vale, no sirve, tu lucha NO es… si quieres luchar por mí, por ti, por tu familia, quédate aquí, guapea, sufre, empéñate conmigo… si es de lejos, no cuestiones, no critiques, no censures.. y ven para acá…” erraron del pi al pa; como también erró el periodista Arturo Chang, un verdadero verdugo de la censura en Villa Clara, en su época de director del Vanguardia, quien expresó: “Hay quienes denostan el país donde nacieron como si con ello pretendieran justificarse ante ellos mismos por qué están donde viven”.

De igual parecer que estos tres es la periodista de Radio Rebelde Margarita Torres Sánchez, quien señaló: “Se fueron del país y están más al tanto de lo que sucede ahora que cuando vivían aquí. Y si fuera para ayudar, pero nada de eso. Es para criticar, burlarse y desearnos lo peor”. Y si apelo a la memoria recuerdo una frase similar que me expresó vía correo electrónico la periodista cienfueguera Magalys Chaviano en el año 2013. Desconozco si esta última ha cambiado de parecer.

También de Cienfuegos es la periodista Ismary Barcia Leyva, que le responde a Paquito calificando como “vicio” la crítica desde el exilio. Aunque la más prosaica y “valiente” de todas resultó ser la inmortal Juana Carrasco, que habló hasta de “cortales los co… rajes” a todos los criticones residentes en el extranjero.

Resulta hasta irónico que Paquito -bueno, ya sabemos que Paquito es irónico como pocos- que denoste del exilio, del mismo exilio del cual se valía para tener siempre su celular con bastante saldo.

noticia similar: Paquito: El militante de las recargas

Por otro lado, conviene recordarle a Paquito, Magdiel, Arturo y todo el que piense como ellos que las remesas constituyen la tercera fuente de ingresos al PIB de la isla, después de la prestación de servicios -misiones médicas principalmente- y del turismo. Así que lo que ellos están haciendo no es otra cosa que decirle a ese exilio: “no me importa tu crítica, no la queremos, no la necesitamos, pero por favor, no dejen de mandar dinero”.

Esta negación del exilio ha sido “fuente” de no pocas discusiones históricas en el pasado cubano. Incluso en un pasado reciente.

A mi memoria vienen los días del VII Congreso de la UNEAC y aquella discusión eterna sobre “los que se fueron” que parecía terminar en “tienen hijos que se fueron”. Una discusión que hubiese durado hasta el otro día, sin que los intelectuales cubanos se hubiesen puesto de acuerdo -y si los intelectuales, que son los más “inteligentes” supuestamente, no se ponían de acuerdo, ¿qué vamos a esperar los demás “mortales”?- de no ser porque un hombre llamado Eusebio Leal se puso de pie y pronunció una verdadera joya de la oratoria, sobre los cubanos y el exilio.

Al parecer Paquito, Magdiel, Arturo y Margarita necesitan buscar ese “discurso” de Leal, por más que ellos se aferren al de Fidel, donde pronunció su famoso “No los queremos, no los necesitamos”.

por Ariel P.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+