Connect with us

Farándula

Ni Lenier Mesa ni el Micha quieren hablar de política

Published

on

Lenier Mesa El Micha

Lenier Mesa y El Micha dieron su opinión con relación a un tema candente: hablar o no de política. ¿Qué dijeron y cómo lo hicieron? Aquí te lo contamos

El tema de “la política” y los “artistas cubanos” está ganando espacios dentro del público cubano. Hasta una etiqueta, #YoSíHabloDePolítica , ha surgido para “presionar” a aquellos artistas que, teóricamente, deberían ser “la voz cantante” en este aspecto. Sin embargo, artistas como Lenier Mesa y “El Micha” se niegan a seguir “el derrotero” o a ser presionados externamente – o por otros -, y en las últimas horas lo han hecho saber de manera explícita.

Amparados bajo esa ¿ley? de que nadie debería ordenarle a nadie lo que debe hacer, el reguetonero Lenier Mesa dijo hace tan solo unas horas que su política “es la música”. Y lo hizo durante un concierto, junto al Micha, precisamente.

“Lenier y Michael hablan de lo que sea” añadió.

El Micha, por su parte, expresó:

“El día que menos te lo pienses voy a decir lo que me dé la gana a mí y voy a demostrar que tengo más que mucha gente que anda hablando por ahí (…) Todo tiene su día, todo tiene su momento”.

Ambas declaraciones motivaron una crítica por parte del dúo conocido como Los Pichy Boys, quienes en Instagram, le señalaron a ambos artistas por “solo estar interesados en el dinero” y en llenar conciertos en Miami.

Y aunque para muchos el propio Lenier Mesa habría sido quien “inició” este rifirrafe, nada más alejado de la realidad: el tema de “preguntarle de política a los artistas” es viejo “y peina canas”.

Si bien es cierto que el arte y la intelectualidad fueron durante siglos “mal vistos” por los regímenes y las monarquías por ser sus practicantes individuos con amplio conocimiento capaces de potenciar un cambio en la mentalidad de la sociedad, y en Cuba, por ejemplo, los artistas fueron durante siglos pasados figuras descollantes en este aspecto, el cambio ha sido tan drástico que hasta el propio Descemer Bueno lo confesó – con sus palabras, claro – recientemente en República Dominicana, cuando dijo que “muchos artistas se niegan a hablar de política porque no están preparados y no saben qué decir“.

El caso cubano

Los destierros, las migraciones, durante años, fueron el ardid para que todos, de un modo u otro, le preguntaran al emigrado o al desterrado “una opinión política”.

Filósofos, historiadores, pintores, poetas, escritores y artistas de otras ramas culturales – pienso – no dejaron de esgrimir en el extranjero,  y aún en su propia tierra, un criterio sobre “política” cuando en algún momento existió la “libre expresión” en la isla.

La respuesta más ocurrente de todas las dio el poeta Jose Ángel Buesa cuando emigró de Cuba posterior al 1ro de enero de 1959. Al llegar al aeropuerto de Santo Domingo, en República Dominicana, en pleno auge de las medidas revolucionarias de los barbudos de Fidel Castro – confiscaciones, expropiaciones, juicios sumarísimos – el poeta le dijo a los periodistas que, si en ese mismo aeropuerto había aterrizado meses antes Fulgencio Batista y no le habían preguntado sobre poesía, a él, ¿por qué tendrían que preguntarle de política?

Lo cierto es que durante años, además, se volvió casi que “indispensable” preguntarle a los artistas que venían de visita desde la isla sobre “política”.

En el caso de aquellos que emigraron definitivamente no era problemático hacerlo, pero en el caso de los que solo estaban de visita se volvió hasta motivos de autocensura. Muchos han optado por ni ir a la televisió o a la radio a promocionar sus conciertos. Otros incluso “regulan” que se les puede preguntar o no.

Pocos artistas cubanos asumieron, estando de visita en el extranjero, preguntas en la televisión o ante periodistas, sobre temas “políticos”. Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Buena Fe, Polito Ibañez, han sido algunos de ellos.

Un tema sobre el que se seguirá debatiendo

Lo cierto es que este no es ni será un tema agotado. Un tema que exige respeto, profesionalidad, empatía. Sin ánimos de menosprecio, los profesionales de la prensa debemos estar claros que, a muchos artistas urbanos, gente formada en los barrios más humildes, a veces sin una égida paterna; gente que en lugar de emplear horas leyendo libros debieron dedicarse a “la lucha por la supervivencia”, no se les podrán sacar las mismas palabras ni se les podrá exigir se expresen de la misma manera que lo pudiera hacer un intelectual.

Pero decir la verdad, asumir un compromiso social, revelar lo que es evidente, no tiene porqué ser motivo de preocupación para ningún artista. Ninguno tiene por qué temer decir, por ejemplo, “Sí, el transporte está muy malo en La Habana”.

Mucho menos para salir huyendo de un set de televisión, como hizo Lenier Mesa recientemente; una actitud que motivó entre los cubanos el surgimiento de retos y hashtags en las redes sociales.

por Roberto A.


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+