Connect with us

Cuba

Lázaro Manuel Alonso quería quedarse en EEUU

Published

on

Lázaro Manuel Alonso y Randy Alonso
Foto: Video Screenshot

Lazaro Manuel Alonso, ese joven periodista cubano, revolucionario, enérgico contra el enemigo del Norte, solicitó visa a EE.UU., para venir y quedarse.

¡Mira tú como son las cosas! Lázaro Manuel Alonso, el joven periodista cubano que por estos días debió cerrar su cuenta de Facebook una vez que le cayeran encima por su actitud servil en contra de un amigo personal: Carlos Manuel Álvarez, ahora se ha buscado un 20 de mayo.

Primero fue la plataforma Cubanos por el Mundo la que habló en una nota de la vida “diferente” que se daba Lazarito, en La Habana. Dígase diferente y asúmase que no es una “vida común”.

Nada extraño. Hay muchas personas en La Habana y en toda Cuba que viven diferente al resto; y no hablo solo “la realeza” de los Castros, pasando por generales y ministros. Hay gente que trabaja muy duro, de Sol a Sol, y vive con una comodidad ganada. Y están aquellos, como Lazarito.



Este joven periodista que a menudo lo vemos en el Noticiero analizando hasta donde puede -y lo dejan- el tema candente del momento, está viviendo un verdadero huracán. Más que un huracán yo diría un infierno.

Fueron Carlos Manuel, Jorge Carrasco y Carla Colomé, estudiantes de periodismo en la misma aula en la que estaba Lázaro Manuel Alonso, los que revelaron la doble moral de esta “estrella” de la televisión cubana. Carla, a través de un chat privado entre ella y él, donde Alonso alababa a Carlos Manuel, un par de años antes de desbarrar de él en la TV y llamarlo como mínimo, inmoral.

Lázaro Manuel Alonso y su doble moral

Lázaro Manuel Alonso dice sentirse orgulloso de Carlos Manuel Álvarez. Meses después lo llama inmoral en la Televisión.

Lázaro Manuel Alonso y su doble discurso

Lázaro Manuel Alonso confiesa que sus jefes en Cuba le tienen ojeriza y que lo mandaron a callar.

Solo que el techo de Lázaro Manuel Alonso era de vidrio, y ni él mismo sabía cuan frágil.

Saltó después Jorge Carrasco, que reveló en Facebook la historia del amante de Lazarito. Un señor de 60 años que vive en la ciudad de Miami. Tras esa historia se lanzó Cubanos por el Mundo y descubrió “varias cositas”, como que Lazarito tiene dos casas. Una en Marianao y otra en el Casino Deportivo, Cerro. Ambas financiadas desde el norte, por ese amante. Por si fuera poco, la casa de los padres de Lázaro Manuel, en Pinar del Río, también fue remodelada y “forrada con todos lo hierros” (entiéndase electrodomésticos). ¿Con el dinero que le paga el NTV a Lázaro Manuel Alonso? ¡No! Con el dinero que le manda Armando desde Miami. O el que le da cuando viaja a Cuba, país que visita dos veces al año (como mínimo).

Ahora, otro amigo de la carrera universitaria de Lázaro Manuel Alonso, David Alejandro Perez -un seudónimo, de algún compañero de estudios de Lázaro que se encuentra viviendo en Cuba- confirma lo dicho por Carlos Manuel, Jorge Carrasco y Cubanos por el Mundo, pero además revela otras interioridades de este joven aparentemente revolucionario: solicitó visa al gobierno de EE.UU. para asistir al Congreso de LASA, con el objetivo de quedarse a vivir en los EE.UU., pidiendo asilo político primero y aplicando luego a la Ley de Ajuste Cubano.

David Alejandro Perez, en texto publicado hoy en Periódico Cubano dice que Lázaro Manuel Alonso utilizaba los 30 Megabytes que le daban en el ICRT para navegar en Internet, no para informarse del acontecer internacional, sino para sostener su relación a distancia con “Armando”. Por si fuera poco, cuando se le acababan esos 30 Megabytes, “sonsacaba” a los informáticos para que le dieran otras cuentas y poder seguir navegando.

Lazarito ya no engaña a nadie. Solo es cuestión de días que toda esta información que ha salido a la luz pública se riegue por todo el país para que en la calle, lejos de causar admiración y aprecio, la gente comience a rechazar su presencia.

En cuanto a la VISA que pidió a EE.UU., les cuento que tal y como dice el refrán, “Dios sabe porqué hace las cosas”. No se la dieron. Así que el sueño americano a Lázaro Manuel Alonso se le derrumbó, y si un día viene, pienso, tendrá que irse a vivir a Dakota del Norte. Tal y como están las cosas parece imposible que pueda vivir en paz en la ciudad de Miami, donde vive Armando, su “mecenas”.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Randy Alonso Falcón y Lázaro Alonso estallan contra las tiendas

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO