Connect with us

Cuba

Juventud Rebelde confirma, con foto, estado del tren a Guanabo

Published

on

Foto del interior del tren de Guanabo

El tren a Guanabo que trasladaría a los bañistas durante el verano, no es precisamente un tren en buen estado.

Lo que en un inicio se “presentó” como un logro de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, el Ministerio del Transporte y – porqué no – de los organismos involucrados en la recreación y el tiempo libre en la capital, se confirmó este domingo a través de la prensa oficialista en la isla como un verdadero “problema”. Ojo, la foto de portada que acompaña este artículo no es la que incluyó el Juventud Rebelde en su nota.Una nota que publica casi acabándose el verano y en la que por alguna razón que sospechamos, no incluyó imágenes del interior del tren.

Afortunadamente el diario independiente 14ymedio ya había publicado una nota sobre el Tren de Guanabo el pasado 29 de julio donde, a las claras, quedaban expuestos los miles de problemas que tiene el tren. Las fotos hablan por sí solas.

El interior del tren de Guanabo

Tren de Guanabo. Interior. Foto 14ymedio

Asientos en tren de Guanabo

Tren de Guanabo. Interior. Foto 14ymedio

Tren de Guanabo a las playas

Tren de Guanabo. Interior. Foto 14ymedio

Llama la atención el estado de los asientos. Incluso, la falta de asientos.

Llama la atención además un hecho indiscutible: la crónica publicada este domingo en el oficialista Juventud Rebelde, si bien incluye una sola foto y tomada al exterior del tren, con muy pocos detalles al estado del mismo, no difiere mucho de la publicada el 29 de julio por 14ymedio. Es más, uno se atrevería a decir que es la misma, lo que con diferentes palabras. Una con muchas fotos que testimonian la realidad del estado del tren, y otra con una sola, y donde el tren, apenas se percibe como lo que es: un amasijo de óxido y vagones faltos de pintura. Y de asientos.

Y es que al Juventud al parecer, le costó trabajo contar sobre el servicio del tren a Guanabo e incurrir en la omisión de lo evidente; o en mentiras. Es por eso que hablan de la demora en la salida del tren como que “la espera se hizo notar”; que la expendedora de tickets “dijo a voces”, no gritó; para luego proceder a quejarse de los boteros y el transporte en carretera, y volver al tren como el salvador de los deprimidos bolsillos. El mismo tren que 14ymedio llamó “La bestia”, el Juventud llama ahora “mole de hierro”.

Tal vez te interese leer: ¿Cómo enfrentan los habaneros “su batalla” con el transporte público?

De los vagones, el diario oficialista dice que “los últimos coches brincan mucho”, y hace mención a los policías que viajan a bordo del mismo, y como uno de estos hizo referencia a algunas de las normas de conducta, que deben imperar en el interior del tren, como “la no ingestión de bebidas alcohólicas y a permanecer sentados durante la travesía.

El parecido en las notas llega – aunque con otras palabras, repito – cuando al periodista del Juventud Rebelde le tocó hablar de los asientos.

El Juventud, reconoce que Cuba fue precursora en el transporte por ferrocarriles ya en una fecha tan lejana como el 1837, para luego decir que en el interior del tren a Guanabo – en este 2019 – se “dejaban al descubierto la falta de confort: asientos incómodos y deteriorados, baños angostos y la herrumbre en las paredes de los coches.

De acuerdo con el diario oficialista, “a la gente no parecía importarle aquello o, al menos, no tuvo lugar un debate en torno a la falta de comodidad. Todos parecían satisfechos con tener asientos seguros y con haber pagado solamente el módico precio de un peso hasta su ansiada meta, la playa.

El punto clave de la nota es cuando se expresa – en boca de un pasajero – que «esto es un viaje subvencionado». Un viaje de dos horas en el que los pasajeros, tal y como expresa al final el Juventud, llegan a Guanabo con “olor a hierro y a sal” que “se impregnó de a poco en la ropa y en la piel de todos.

La guinda del pastel es la foto que acompaña el artículo: una sola, donde – pienso – intentó esconderse al máximo el estado del tren, y en la que, afortunadamente emergió, a duras penas, un trozo de cabilla de hierro; un panel oxidado de hierro, en el medio del paisaje. Del interior del mismo, el Juventud no incluyó ni una foto.

Foto del Juventud Rebelde del Tren de Guanabo. Para hacer críticas severas del interior del tren, se nota la falta de una foto que testimonie lo dicho.

por Roberto A.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ÚLTIMOS DÍAS! Por 20 CUC reciben 60 CUC ¡40 CUC de Bono! RECARGA AQUÍ
+