Connect with us

Published

on

José “Pito” Abreu confiesa en una entrevista la gran importancia que reviste para él su familia. El cienfueguero, se nota, también extraña a sus Elefantes.

El fenomenal pelotero cubano José “Pito” Abreu se sentó a la mesa junto al destacado analista, comentador de béisbol en Grandes Ligas, Billy Russo, para hablar un poco sobre sus seis años en Grandes Ligas; sobre su presencia en los White Sox y también sobre su vida.

Pito, quien acaba de coronarse como el máximo impulsador de carreras en la Liga Americana en esta temporada de Grandes Ligas, confirmó en esta charla algo que siempre ha sido: un excelente entrevistado.

Nada ha cambiado desde que en el año 2014, precisamente el 26 de septiembre, este escribidor lo entrevistara a las afueras del Tampa Field. O desde que los cienfuegueros lo “abordáramos” a raíz del encuentro con Antonio Muñoz y Yasiel Puig, en la ciudad de Miami.  ¿O sí? Ha acumulado en cuatro de las seis campañas 30 o más jonrones y 100 impulsadas en cada una de ellas. En una de las que no lo logró iba camino a lograrlo, pero dos desafortunadas intervenciones quirúrgicas dieron al traste con sus números ese año.

“Pito” confesó que este año las cosas no estaban yendo bien, pero que luego acotejó ciertas cosas y al final ahí está el resultado.

Los pilares de su excelencia son los mismos que, quienes nacimos en la ciudad de Cienfuegos conocemos de nuestro “Elefante Mayor”: la disciplina, la familia.

Y de ello hizo otra vez alarde “Pito” Abreu: de la importancia que tiene en él su familia.

Dice en esta entrevista que si de algo él estaba seguro cuando él llegó a las Grandes Ligas es que él no iba a dejar de luchar por su familia y que no iba a dejar de luchar porque su madre fuera feliz”. Ya lo demás, es baseball, como él explica; un deporte que desde muy pequeño allá en su natal Mal Tiempo “Pito” lleva en la sangre.

Como también lleva en la sangre su primer gran equipo: los Elefantes de Cienfuegos.

Al final del día nunca puedo olvidar de dónde soy, que soy de los Elefantes de Cienfuegos.”

En un conversatorio en el que a cada rato parece que “Pito” se nos vuelve emocional y va a romper en llantos, el cienfueguero termina hasta regalando sonrisas.

Habló de la importancia que en sus “números”, han tenido sus compañeros de equipo; una organización como los Medias Blancas y con un dueño que lo mime como a un hijo.

El cienfueguero reveló las claves de su éxito, que según él está asociado a tres consejos que la leyenda cubana de los White Sox, Minie Miñoso, le diera en el año 2014: Disciplina, Puntualidad y Trabajo.

por Roberto Lamelo


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga MÁS que DOBLE ! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA YA
+