Connect with us

Cuba

Influencer colombiana denuncia el racismo que vivió en Cuba

Published

on

La influencer colombiana denunció las situaciones racistas que vivió durante sus vacaciones en la isla. Fue confundida con una cubana y maltratada

La youtuber e influencer colombiana Cirle Tatis Arzuza, conocida como “Cirle Pelo Bueno”, denunció el racismo que sufrió en Cuba durante una visita efectuada recientemente en la isla.

“Jamás imaginé tanta humillación”, expresó a su regreso la youtuber colombiana, y narró como sucedieron los hechos, que parten de una confusión: pensaron que era cubana.

Y como tal, la maltrataron, de palabra fundamentalmente.

Jamás imaginé que parecer cubana por ser negra podría generarme tanta humillación“, así expresó Cirle al narrar el racismo y sexismo que sufrió durante su viaje turístico a la mayor de Las Antillas.

El racismo y el sexismo no lo vivió en una sola localidad. No, donde quiera que viajó Cirle, y fueron varias las ciudades cubanas visitadas, sufrió lo mismo. Las fatídicas experiencias las vivió en dos hoteles: uno en Cayo Guillermo, perteneciente a la cadena española Sol Meliá, y otro en La Habana; además de dos hostales, uno en Viñales, provincia de Pinar del Río, y otro en Trinidad, provincia de Sancti Spíritus.

Racismo en Viñales

Creo que estaba dilatando escribir sobre esto porque me temo que algunos van a tomar las siguientes líneas a la ligera y entenderán esto como un ataque a un lugar o a su gente. Ya en otras publicaciones conté todo lo que me gustó de Cuba y seguro me quedan un par de publicaciones más, pero en esta relataré acontecimientos no gratos con el único ánimo de poner sobre la mesa temas y realidades que se deben abordar y aceptar para poder transformarlas,” comenzó su relato Cirle.

Cuando llegamos a la primera ciudad en Cuba, Viñales, nos recibió una persona tan amable que fue casi como un padre. Pero, ¿quién dijo que los papás no tienen prejuicios? Ellos son los que más tienen y este no era la excepción.

Al vernos lo primero que este hombre querido y buena cara nos dijo fue: “¿cubanas?”. A lo que yo respondí : “no, colombianas”. Yo percibí una sonrisa y un suspiro como de alivio pero imaginé que tener colombianas en casa lo hacía feliz. Pasaron un par de días y sentados en la terreza, él y yo, él manifiesta- sin yo preguntar- que cuando llegamos y nos vio no le alegró porque imaginaba que eramos cubanas. Yo casi me voy de boca de la impresión. ¿Cómo un cubano no quiere cubanos en su casa?, pensé. Y se lo pregunté y él respondió : ” No respetan, dañan todo, son escandalosos, no me gustan” . Yo guardé el silencio de quien agradecido por el buen trato prefiere ignorar cosas.

El colmo llegó la noche antes de abandonar la casa.

“Si las mulatas colombianas son como ustedes, entonces son muy bellas,” dijo el dueño del hostal.

“Sí, las negras colombianas somos bellas”, le respondió Cirle.

El hombre, al ver que Cirle se definía como negra y no como mulata, cambió su semblante y le pidió a la youtuber e influencer colombiana que no se llamara “de esa forma tan fea, ‘ negra’, pues ella era “una mulata bella…”. Sin palabras.

Racismo en Trinidad

En Trinidad, la gente, “al verme agarrada de la mano de Mario, mi novio, un hombre blanco, no podía dejar de vernos e incluso de burlarse. (…)

Con eso ya estoy familiarizada porque lo he vivido en Cartagena durante los 3 años de nuestra relación“, comienza la youtuber colombiana explicando su “estancia en Trinidad”.

Influencer colombiana Cirle Pelo Bueno

@cirlepelobueno / Instagram

“(…) aunque lo que siempre quiero es ir y confrontar al que se burla, yo ignoré y lidié durante toda nuestra estancia con la mirada casi que acusadora y excavadora que se desvanecía ante mis ojos cuando me preguntaban de qué parte de Cuba era y yo respondía que era colombiana. Era como si con decir que no era cubana, me hacía merecedora de un mejor trato. Vi la vergüenza en la cara de muchos por haberme juzgado como lo que yo sospechaba y ustedes podrán estar imaginando en este momento,” terminó su relato sobre su estancia en la añeja villa.

https://www.instagram.com/p/B2F6HWUg0Sy/

La influencer colombiana conoce el racismo en un hotel cinco estrellas de Meliá, en Cayo Guillermo.

El lugar más intimidante fue el restaurante,” dice Cirle sobre este 5 estrellas perteneciente a la cadena española Sol Meliá.

Los meseros daban un trato cordial a los hombres blancos en la mesa, a mí y a la acompañante de nuestro otro amigo —él blanco, ella negra— nos trataron con desdén, y mucha descortesía. Yo estaba ahí pagando exactamente lo mismo que ellos, hombres blancos y europeos, pero yo no merecía un trato digno. Ni un solo día fue diferente.”

Cirle Pelo Bueno, la influencer y activista contra el racismo en Colombia

@cirlepelobueno / Instagram

La influencer colombiana terminó quejándose de la situación con el gerente del hotel.

No todas las negras somos cubanas y no todas las cubanas con un hombre blanco al lado son putas. Y aún siéndolo, merecen un trato digno y respetuoso“, le dijo la joven al gerente de la instalación.

En La Habana, no dejaron entrar a la influencer colombiana a cambiar euros en un hotel

Un día necesitábamos ir a cambiar euros y nos dijeron que en un hotel lo hacían. Llegamos al hotel y preguntamos al guardia y él responde mirando a Mario: “aquí solo se le cambia a clientes, pero como tú eres turista llega a la recepción a ver si te hacen el favor”. Nos agarramos y nos dispusimos a entrar, y el señor dice: “no me has entendido, si vas con ella no te los cambian, ve tú que eres el turista”. Mario me mira rápidamente como cuando no entiende algo que le dicen en español. Yo no le traduzco ni nada, lo cojo de la mano y le digo al guardia que si yo no entro entonces no entra ninguno de los dos. Y nos fuimos de ahí,” explicó la influencer colombiana.

¿Si solo le cambian a clientes por qué le cambiarían a Mario? Porque era turista, como dijo el guardia, pero yo también era una turista gastando 2000€ en su país, entonces, ¿qué me hacía distinta a Mario? ¡Bingo! Que yo soy negra. Lloré esa noche. Jamás imaginé que parecer cubana por ser negra podría generarme tanta humillación.

Ya yo no quería estar más en Cuba, estaba mentalmente agotada pero aún quedaban 4 días. Al llegar a La Habana, nos encontramos con una ciudad extremadamente costosa para los turistas, 10€ un recorrido de 5 minutos en taxi, por ejemplo; y a mi manera de ver, segregadora. La gente seguía mirando, señalando, riendo, burlando a nuestro paso.”

Con nada de lo escrito estoy diciendo que todos los cubanos son así, ni estoy ignorando la calidez y todo el amor que recibí de parte de otras personas y de mis seguidores durante el evento que tuvimos en Casa África, pero lo cuento porque creo que es necesario empezar a aceptar que tenemos en América un problema de raza, de clase y un problema machista también“, puntualizó en su post.

Trascender y hablar mas allá del pelo, empezar a hablar de derechos y de dignidad, del racismo estructural que opera en nuestros países, de la desigualdad social que se apoya en imaginarios raciales para mantener a unos arriba y a otros abajo, es urgente“, concluyó la activista por los derechos de las minorías africanas, youtuber, empresaria e influencer colombiana.

tal vez quieras leer más sobre este tema del racismo en Cuba


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡40 CUC de BONO en Cuballama! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA AQUÍ
+