Connect with us

Cuba

Justifican golpes a artistas; dicen fue una provocación “contrarrevolucionaria”

Published

on

provocación contrarrevolucionaria

A pesar de haber quedados captados en cámara, en video, y que estos videos no mienten, hace apenas unos minutos varios funcionarios de Cultura en La Habana han salido a Twitter a intentar quitarse de encima la mancha -con peso- de lo sucedido hace unos minutos frente al Ministerio de Cultura. Un incipiente “diálogo” entre el Ministro de Cultura y artistas del 27N terminó como la fiesta del Guatao. Ahora, los funcionarios se justifican, y alegan una presunta “provocación contrarrevolucionaria”.

Solo gente acostumbrada a mentir puede hablar de “provocación contrarrevolucionaria” e intentar echarle la culpa a jóvenes en busca de un diálogo, cuando incluso antes de que el Ministro de Cultura de Cuba agrediera con un manotazo al periodista independiente Mauricio Mendoza -acción esta que fue secundada por Fernando León Jacomino y buena parte de la guardia pretoriana que los rodeaba-, ya les habían exigido con gritos y amenazas que tenían que retirarse del lugar.

¿Dónde se encontraban? En un espacio público. En la acera frente al Ministerio de Cultura.

Instantes después, antes de que se desataran los manotazos, los golpetazos, los empujones y los gritos, en los que el grupo de jóvenes se llevó la peor parte, los artistas habían sido rodeados por fuerzas del Ministerio del Interior. Oficiales con armas y tonfas. Y spray pimienta.

En uno de los videos que circulan donde quedó captado en cámara Alpidio Alonso golpeando a Mendoza, se escucha antes a alguien reclamar por la presencia de policías con armas en el lugar. Algo así como un “qué hacen aquí” que se traduce en un “Ministro, tenemos miedo“. El Ministro respondió a sus artistas. ¿Cómo? Lanzándole un manotazo al periodista Mauricio Mendoza y arrebatándole el celular.

De las palabras se pasó a los puños. Y fue el Ministro de Cultura quien comenzó. Fue Fernando Rojas quien les gritó que tenían que irse de allí, quien los amenazó con “resolver” esa situación. No hay otra explicación.

Sin embargo, ahora, tanto unos como otros han salido en Twitter a justificar su soberana metedura de pata. Uno de ellos fue Fernando León Jacomino, a quien nadie amenazó, pero él sí que lanzó manotazos.

“Por las malas, no pasarán”, dijo en Twitter este servidor fiel y represor cultural y censor de marca mayor del gobierno cubano.

“Trabajadores del MINCULT enfrentan provocación contrarrevolucionaria y reafirman disposición al diálogo sin condicionamientos ni chantajes –aunque con golpes, al parecer, evidentemente. Se les invitó a pasar varias veces, pero no era su interés (…)“, dijo y luego lanzó una consigna con hashtag:

“Cuba es Cultura” (la de los puños, al parecer)

Rojas dijo otro tanto similar.

Tres veces les pedí reunirnos. No aceptaron y provocaron“, manifestó sin dar detalles, este hombre que fue visto en cámara haciendo alarde de toda su prepotencia y mala educación.

Los artistas solo exigían que en la reunión y el diálogo, dentro, no hubiese policías. No hubiese gente que no tiene nada que ver con el Ministerio de Cultura, y además con armas. Rojas, simplemente dijo que no aceptaba “condiciones”. Este video de ADN Cuba es más que claro al respecto.

Sin embargo, Rojas, para ganarse el afecto de la cúpula, agarró el manual de “los medios contrarrevolucionarios”.

Y todo el tiempo con el apoyo de los medios pagados por EE.UU.“, para finalizar diciendo que “las provocaciones no se aceptan“, cuando todo el mundo vio claramente quién fue el que comenzó la provocación y física: el ministro de Cultura de Cuba.

Peor lució el ex traficante de dólares, presentador de chicas y corrupto Alexis Triana.

Triana, que como bien él conoce “triunfó” en las Romerías de Mayo de Holguín gracias a no pocos negocios ilícitos, amistades adquiridas por triquiñuelas, desvío de recursos, favoritismos locales y conseguidera de marihuana -todos estos actos de marcadísima índole contrarrevolucionaria-  insistió en la provocación “contrarrevolucionaria” para luego calificar de “supuesto” el diálogo con el 27N y decir que fueron los artistas quienes lo boicotearon.

Ahora, como es lógico, moverán todo el aparato comunicacional del país, canales de la TV incluidos, y le darán la palabra solo a los agresores. Jamás a las víctimas.

De hecho ya lo hicieron, hace apenas unos minutos, con un mentiroso comunicado en la Televisión Cubana.

Otra vez el mismo discurso de la provocación contrarrevolucionaria. Nada nuevo. Ni siquiera mencionaron el reclamo de los jóvenes, de que no hubiese policías con armas en esa supuesta reunión.

Manipulaciones. Mentiras. Difamaciones. Nada nuevo. Excepto los golpes y empujones protagonizados por el Ministro de Cultura de Cuba, a quien ya, con un hashtag, le piden su renuncia inmediata y a quien al parecer Fernando Rojas infectó con su guapería barata.

Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Gana hasta $500 de saldo Cuballama! 11 días, 11 premios diarios.PARTICIPAR
+