Connect with us

Cuba

Un prepotente Fernando Rojas se cree dueño de la calle (+ vídeo )

Published

on

Fernando Rojas
Fernando Rojas, viceministro de Cultura (ACN FOTO/ Ariel LEY ROYERO/ rrcc)

Un prepotente y maleducado Fernando Rojas salió hace unos minutos a intentar expulsar a artistas que lo esperaban en la acera, frente al MINCULT.

Fernando demostró la verdadera estampa del dirigente cubano; ese que cuando se ve sin argumentos grita y ordena, como si fuese un esclavista del siglo XVIII.

Fernando Rojas, otra vez con camisa roja, cree firmemente que él es el dueño de todos los artistas cubanos. Cree además, parece, según el video, que es dueño de la acera que está frente al Ministerio de Cultura. Sin embargo, lo que ha demostrado -aparte de estar muy nervioso- es que es un absoluto prepotente, falta de respeto y muy, muy mal educado.

Otra vez el viceministro de Cultura ha demostrado no tener razones para lidiar con los artistas cubanos del 27N. Visto lo visto, hace unos minutos, parece que “de arriba” le sonaron un mamellazo -quizás el otro, el que no pone la cara, el dizque poeta Alpidio Alonso, Ministro de Cultura- que Rojas ha salido un par de minutos a la calle a decirle a una decena de artistas cubanos que esperaban a Alpidio para reunirse con él, y dialogar, que “allí no podían estar”.

Primero dijo -como todo dirigente cubano de respeto- “que acababa de enterarse” de la reunión. Todos los dirigentes cubanos se caracterizan por eso o decir eso. La frase “me desayuno con eso ahora” es tan popular en la isla en boca de los dirigentes que el cubano, con esa gracia infinita para hacer chistes de sus propias miserias los ha llamado “jefes de café con leche”.

“¡Aquí no pueden estar!” se le escucha decir reiteradamente a Fernando en el video, quien llegó muy tranquilito, pero a la primera irreverencia saltó como una fiera; típico de la época en que su hermano le quitaba todo el protagonismo en la isla y él se molestaba taaaanto, pero nada podía hacer.

“¡Aquí no pueden estar!”, repetía, y decía “¡porque no!” porque… vaya, no quiero yo.

Entre sus pocos argumentos, mencionó la preocupación por la propagación de la covid-19. Los artistas del 27N, sin embargo, estaban separados al menos par de metros de distancia entre sí.

Más gente aglomerada, encimadas unas sobre otras, hay en cualquier panadería de La Habana; en cualquier tienda. Aunque que se sepa, que haya trascendido, el gran revolucionario Fernando Rojas no ha ido ni a unas ni a otras a poner orden en las colas o al menos a mostrar preocupación por la posible propagación de la covid-19. Debe ser porque, me dice una amiga, Fernando Rojas no va ni a las panaderías ni a las bodegas. ¿Tampoco a las tiendas? ¿Cómo se alimenta Fernando? ¿Quién le lleva los alimentos a la casa?

Eso parece importar luego de verle, cual dueño de tierras, latifundista amparado por el PCC, salir al pedazo de tierra y acera que hay frente al MINCULT, en el Vedado habanero a reclamar por la inhóspita presencia de un grupo de artistas cubanos.

Que se sepa, ese pedazo de tierra donde estaban los artistas es un espacio público. Fernando Rojas no posee un papel que lo acredite como dueño de ese pedazo de calle.

Finalmente se fue, visiblemente molesto y sin entender razones -así es nuestro “guapo”  viceministro de Cultura, el funcionario cubano que más veces se ha retado en Twitter a fajarse con cualquiera- y desapareció, luego de decir lo que tenía que decir, con su camisa roja, dentro del Ministerio.

“Acabo de decir que me voy a quitar este problema ahora mismo“, prometió.

Un par de minutos después, agentes de la contrainteligencia cubana, la PNR y el MININT, cerraban la cuadra del Ministerio cubano de Cultura.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Alpidio Alonso y Fernando Rojas son encarados nuevamente

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga de la Madres! Por 500 CUP reciben 1500 CUP + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+