Connect with us

Internacionales

Fingió haber perdido la memoria para “escapar de su suegra”

Published

on

Salvatore Mannino con esposa e hija

Un turista italiano que fue descubierto deambulando por una catedral británica finalmente confesó a las autoridades que estaba fingiendo no tener memoria para poder escapar de su suegra, dijo el diario inglés The Sun.

El hombre calificó a la madre de su esposa como una persona “muy molesta” y dijo que se le ocurrió el ardid porque simplemente ya no podía lidiar con ella.

Salvatore Mannino fue descubierto vagando por la Catedral de Ed Giles en Edimburgo y cuando fue requerido por las autoridades dijo no saber quién era y que tampoco sabía dónde estaba.

Para descubrir de quién se trataba y cómo había llegado ahí, los policías escoceses trabajaron con bases de datos y fotos, y cuando finalmente lo identificaron por sus tatuajes, mandaron a buscar desde Italia a su esposa Francesca y sus hijos. Cuando estos llegaron a Gran Bretaña y se le pararon delante, Salvatore afirmó no reconocerlos.

Luego de haber sido tratado en hospitales, el hombre fue llevado a casa después que los doctores dijeran a la policía que no había nada malo su cabeza. Fue ahí cuando la policía comenzó a sospechar que había “gato encerrado” o que simplemente Salvatores quería pasarles gato por liebre.

Salvatore Mannino

Foto: Salvatore Mannino fingiendo amnesia SWNS:SOUTH WEST NEWS SERVICE

Haciéndole creer que le creían, los policías pidieron investigar su computadora, y fue cuando descubrieron en su ordenador trazas de búsqueda en internet de “cómo desaparecer” y “cómo falsificar pérdida de memoria.”

Con esas evidencias en la mano la policía comenzó a presionarle hasta que ayer miércoles el hombre no pudo más y se rajó con una “escalofriante” declaración: lo hizo para sacarse a su suegra de encima.

Lo hice para alejarme de mi molesta suegra“, explicó.

Nunca perdí mi memoria. Quería mostrarle a mi familia que era importante para ellos. Quería recuperar mi posición como esposo y padre porque sentí que mi suegra me lo había quitado“, dijo el hombre a la policía.

A pesar de su sincera confesión la policía italiana lo acusó de abandono, y dijo que Salvatore los hizo perder “tiempo y dinero.”

La peor parte al parecer la tiene en casa. Su esposa no está nada contenta con lo sucedido, y según una fuente cercana a la familia “su madre no es tan mala”.

Es así que a la rabia de haberla hecho pasar por tan terrible experiencia, la esposa de Salvatore suma ahora un motivo más para estar molesta: su esposo tiene mala opinión de su madre.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO