Connect with us

Cuba

¿Quiénes son los favoritos de la Serie Nacional de pelota?

Published

on

Texto y fotos: Roque Díaz

La Serie Nacional de pelota ya ha comenzado. Tiene el incentivo este año del regreso de varias figuras que en su momento abandonaron Cuba. ¿Quiénes pueden ser los seis equipos que pasen a la siguiente fase?

Desde el pasado 10 de agosto, cuando la delegación cubana aún se encontraba en la lucha por el quinto puesto en el medallero de los XVIII juegos Panamericanos, se inició la Serie Nacional de béisbol en varios terrenos del país, bajo un fuerte aguacero de críticas por los resultados recientes de este deporte en las arenas internacionales.

El sexto lugar logrado en la cita continental -algo nunca visto en 60 años- y la falta de medidas contra los directivos, han creado rechazo en los aficionados, que sin embargo, han asistido a los primeros partidos de la temporada, motivados por sus pasiones provinciales a apoyar a los suyos sumidos en añoranzas e imposibilitados de desarraigarse de su pasatiempo favorito.

El campeonato, a pesar de las constantes emigraciones de sus peloteros y la ausencia de otros que se desempeñan en ligas profesionales al amparo de la Comisión Nacional, tiene el incentivo este año del regreso de varias figuras que en su momento abandonaron Cuba, incluyendo un par de ellos que jugaron en la Gran Carpa, algo insólito desde que se crearon en 1962 las Series Nacionales.

Dieciséis equipos en representación de cada una de las provincias ya están buscando los seis boletos para pasar a la siguiente fase del torneo después de los primeros 45 juegos. Esta estructura no permite lentos comienzos ni patinazos prolongados y desde ya la lucha está pactada.

Hacer un pronóstico es siempre un riesgo. Factores subjetivos, lesiones repentinas, sorpresas y decepciones hacen que los resultados en el deporte sean impredecibles, pero es bueno el debate y el análisis, condimentos ambos imprescindibles para el disfrute de nuestra pelota.

¿Quiénes pueden ser los seis equipos que pasen a la siguiente fase?

Recorriendo la isla de occidente a oriente, mi primer candidato son los Vegueros de Pinar del Río. El regreso de Alfonso Urquiola es un impacto tremendo para ese conjunto. “El mago”, como muchos lo conocen, ha vuelto dos veces antes y se ha llevado el campeonato, además de ser el último timonel del equipo Cuba que los llevó a la corona de la Serie del Caribe.

En esta oportunidad se unen un grupo de jóvenes con resultados en el campeonato para menores de 23 años a los veteranos establecidos, que sumados al siempre efectivo cuerpo de lanzadores que nacen en aquellas tierras, podrán nuevamente regresar a los privilegiados.

Los míticos Industriales de la capital, máximos ganadores en estas lides, otra vez con Rey Vicente Anglada al frente y con una de las tandas ofensivas más potentes de la serie, pueden ser otro de los clasificados. Dueños de la mayor fanaticada de la isla y de un empuje mediático motivador, dependerá mucho de sus jóvenes talentos en el montículo y de la mejoría en su defensa de campo.

Los Leopardos de Villa Clara, actuales subcampeones nacionales, también son uno de los animadores históricos de estos campeonatos. Con un director que cumple su segunda campaña en esas funciones (Eduardo Paret), ente motivador del grupo, ya demostró el año pasado que sabe mover sus piezas y suplir con inteligencia las necesidades, sobre todo ofensivas, para lograr sus objetivos.

Los Toros camagüeyanos, equipo que no ha logrado cuajar en ediciones anteriores ante la sorpresa de muchos especialistas, llega este año con nuevos bríos gracias al regreso de Miguel Borroto después de más de diez años de ausencia, timonel que tiene en su poder los mejores récords en la historia de esa provincia en clásicos nacionales.

El retorno de algunas figuras importantes, como el exligamayorista Leslie Anderson, unido al potente cuerpo de lanzadores (uno de los mejores del país), le dan, por primera vez en varios años, uno de mis votos favoritos.

De los Leñadores tuneros poco se puede decir y creo que nadie puede dejarlos fuera de esta lista. Actuales campeones nacionales y poseedores de una terrible ofensiva, demostraron en la temporada pasada que saben jugar en equipo y crear una familia en todos los órdenes sobre el terreno de juego. Están dirigidos nuevamente por Pablo Civil, un hombre que dedica todas sus fuerzas al logro de sus objetivos.

Por último, me inclino por las Avispas de Santiago de Cuba. Uno de los grandes animadores históricos de las Series Nacionales, dueños de esa garra oriental que se lleva en los genes, tienen en sus filas jóvenes que lograron dos coronas consecutivas hace un par de años atrás en el torneo sub 23 y se le han incorporado otros que han descollado en este año, mezclados todos con veteranos de lujo que aún tienen dinamita para imponerse.

A pesar de mis favoritos, otros conjuntos como Ciego de Ávila, Matanzas y Sancti Spíritus, tienen fuerza al menos en los papeles para incluirse en el selecto grupo.

La serie en realidad está muy pareja. Problemas como el descontrol de los lanzadores, defensas con grietas, malos pensamientos tácticos y desmotivaciones colectivas, pueden surgir en cualquier momento. La última palabra está en el terreno.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO