Connect with us

Cuba

Explote masivo en Industria Alimentaria de La Habana

Published

on

industria alimentaria
Industria Alimentaria en Cuba. Foto: Prensa Latina

Entre los “reventados” está la directora de la Unidad Básica del municipio de Playa, quien recientemente fue fotografiada llena de prendas de oro, aunque con nasobuco puesto, como señal indiscutible de su “austeridad” y “modestia” en momentos de pandemia.

Varios cuadros y directivos dentro de la Industria Alimentaria en La Habana “explotaron” como consecuencia “de la implementación de un férreo sistema de fiscalización y control en panaderías,” destaca hoy la agencia oficialista ACN.

Un total de 118 medidas disciplinarias se impusieron en la capital a raíz de “visitas” a unidades de panadería fundamentalmente, motivadas estas por los reclamos ciudadanos con relación a la mala calidad del pan. De las visitas derivaron las sanciones impuestas a 26 administrativos, 10 jefes de turno, 31 maestros panaderos, 16 operarios, 20 horneros, siete contadores y cinco dependientes.

Varios de ellos fueron separados de sus puestos laborales, indicó Abdelin González Mesa, directora de la Empresa Provincial de la Industria Alimentaria, durante la reunión de este martes del Consejo de Defensa Provincial (CDP).

Allí también se informó que, por tal motivo, fue separada de su cargo la directora de la Unidad Básica de Industria Alimentaria del municipio de Playa, “luego de haber sido comprobadas varias irregularidades en ese territorio”.

Funcionaria Industria Alimentaria de La Habana

Yisel Martínez, directora de la Unidad Básica de la Industria Alimentaria, en Playa. Foto: Lien Martí.

Ante tan triste panorama de corrupción, a Grisel de la Nuez, directora de Finanzas y Precios en la capital cubana, no le quedó más remedio que convocar “a enfrentar con más énfasis las violaciones a la política de precios desarrollada a partir de la implementación del Ordenamiento Monetario”, con lo cual estuvo de acuerdo Orestes Llanes, jefe del subgrupo de fiscalización y control de la provincia, quien “aseguró que se reforzarán las medidas en tal sentido”.

Llanes “demandó del pueblo una mayor participación en el enfrentamiento a los infractores”, en su inmensa mayoría “criminales” de muy poca monta; con los cuales “se entretiene” el pueblo de la capital. Más cuando los criminales de cuello blanco que a diario denuncian los medios independientes de la isla no pueden ser señalados por los habaneros.

El funcionario llamó al pueblo a que denuncie a los carretilleros, y dijo que es “vital” la cooperación ciudadana para enfrentarlos, por cuanto la movilidad de estos, al parecer, los hace esquivos a las fuerzas del orden, como si en cada esquina de La Habana no hubiese un miembro del MININT, la PNR o el MINFAR custodiando las calles; especialmente a opositores y activistas y dijo que “están creadas las condiciones para denunciar a cuanto ciudadano pretenda comercializar productos agrícolas u otros alimentos con precios superiores a los establecidos por el Gobierno de la ciudad”. Luego, en un arranque de ingenuidad criticó los “problemas de desorganización y aglomeraciones en las colas”, y pidió a las autoridades pertinentes “prestar mayor atención a ese asunto”.

Según se dijo además en la reunión, hay “inquietudes de la población” con relación a la comercialización de productos a altísimos precios.

Así lo destacó Grisel de la Nuez, quien llamó a los revendedores y especuladores “personas inescrupulosas” que “continúan aprovechándose de las circunstancias” para operar en la compra-venta de productos.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Explote de cuadros y funcionarios en Empresa Nacional de Astilleros



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO