Connect with us

EEUU

Estudiantes de escuela secundaria de San Diego le regalan un auto nuevo a “la tía del comedor”

Published

on

Debra Ann Davis,  a quien cariñosamente los estudiantes de la Escuela Secundaria Hoover en City Heights situada en San Diego llaman “tía Debbie” recibió la sorpresa de su vida el pasado 4 de junio.

Durante 26 años de manera ininterrumpida “Tía Debbie” ha estado asistiendo a la escuela donde su único trabajo consiste en servirle el desayuno y el almuerzo a los niños, aunque en la práctica hace más que eso, porque el respeto que se ha ganado le ha permitido que ellos mismos vean en ella alguien más que una simple empleada escolar.

“Alimento a los niños, preparo la comida, hablo con ellos, evito que se peleen. Ellos no maldicen. Tienen que respetarme, y me llaman ‘Tía Debbie’”, , dijo Davis a la KFMB.

Y lo ha hecho llegando a la escuela en su auto. Un viejo Chevy Malibu de 1976 a quien ella llama cariñosamente “Transformer”. El auto, a cada rato se le descomponía, pero a pesar de eso ella nunca faltó al trabajo. Y más: luego de terminar su labor en la escuela, ella se dedica a repartir comida entre las personas pobres y sin hogar en todo el condado. . Y lo hacía también moviéndose en su viejo auto.

Así que un buen día, los estudiantes y el personal de la escuela quisieron devolverle a “Tía Debbie” todo lo que ella con amabilidad les ha brindado durante tantos años.

Fue por ellos que, con la ayuda de State Farm, le regalaron un nuevo Mazda 3 del 2014 para reemplazar su viejo y poco confiable automóvil de finales de los 70´.

La donación de State Farm tuvo lugar a través del programa Gran Desafío de la Bondad de Niños por la Paz y luego los estudiantes que “trabajan” en el programa de técnico automotriz en la Escuela Secundaria Morse lo arreglaron y lo pusieron “de punta”.

“Tía Debbie” fue recibida en la parte de afuera de la escuela en una especie de acto sin que ella sospechase o tuviera la más mínima idea de lo que iba a suceder instantes después. Y por su excepcional servicio a su escuela y a su comunidad, se organizó una sorpresa que cambió su vida.

“Debbie viene al campus todos los días con una sonrisa en la cara, lista para asumir el día y servir a nuestros estudiantes”, dijo el director Jason Babineau en el acto.

Instantes después salió el auto que estaba escondido, y “Tía Debbie” comenzó a saltar de emoción.

“Nadie ha hecho nunca algo así por mí. Pensé que iba a tener mi cielo en el cielo. Pero tengo un pedacito de cielo justo aquí”, expresó emocionada.

“Todo el mundo se dio cuenta que Davis conducía una vieja chatarra que se averiaba con frecuencia, su viejo auto llamado ‘Transformer”, dijo el director.

Ahora con el auto nuevo, Debbie no sabe qué va a suceder con su “Transformer”, y entre bromas le dijo: “No sé cómo voy a llamarte, pero ‘Transformer’ se va a enfadar contigo”.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+