Connect with us

Cuba

Diciembre es un mes de postres en Cuba

Published

on

Llega diciembre y en las mesas cubanas se intenta que no falten los postres. Los ingredientes se consiguen de cualquier forma

El cubano es conocido en el mundo por su afición a lo dulce. La mayoría, no solo le pone demasiada azúcar al café; se aseguran, igualmente, de que en la casa no le falte al menos una galletica para endulzar el paladar después de comer.

En las Navidades es más común todavía que las familias preparen varias recetas para acompañar las últimas noches del año. “Diciembre ha sido siempre un mes, donde no solo en las casas, también en los restaurantes los clientes consumen postres con mayor frecuencia, cuenta Ismael García, cocinero. “Ingieren alimentos con gran contenido de grasa y ácido como el cerdo, la yuca con mojo, la ensalada, y es normal que, ante tanta acidez, el paladar precise un sabor diferente. Además, es la época donde pueden hacerse recetas como el popular buñuelo, pues es período de malanga amarilla”.

Los buñuelos, al menos en Cuba, remiten a Navidad. Es muy poco probable que en otras fechas del año se deguste. Uno de sus ingredientes principales es la malanga amarilla, la cual solo aparece en estas fechas. “Eso es típico. Casi siempre la noche del 24 o del 31 luego de la cena, se fríen unos cuantos”, comenta Olga Sarmiento. “Claro, como básicamente es una fritura suele acompañarse de algo en almíbar”.

Para acompañar a los buñuelos están los casquitos de guayaba y de toronja, el dulce de coco y el de frutabomba.
“Yo me paso las tardes pelando las guayabas, luego las abro al medio y les quito toda la semilla. A mi familia le encantan los casquitos. Cuando no tengo azúcar blanca, le pongo prieta. Igual aprovecho la pulpa para hacer una mermelada y comer con queso blanco”, añade Cristina Domínguez.

Isaura Pérez cree que el mejor manjar es la frutabomba verde cocinada, servida con almíbar. “Mira que he viajado y probado cosas, pero nada le ha ganado a ese sabor. Es algo que añoro siempre que estoy lejos”.

“Cuando mis hijos vienen”, agrega Natalia Túnez, “me piden siempre dulce de coco. Yo lo hago solo cuando están ellos. Me gusta rallarlo y no molerlo. Nunca es igual y, por supuesto, de ser posible con azúcar refina. Queda blanco que da gusto verlo”.

En la lista están además el flan y el pudín de pan y leche, al que se le puede añadir coco, calabaza, guayaba, almendra o maní.

Tener un postre en la mesa es la gloria para muchos cubanos. Por largo tiempo se ha tenido que convivir con la falta de azúcar, frutas, harina, huevo, vainilla, y otros ingredientes indispensables para cualquiera de esas elaboraciones. Sin embargo, los habitantes de esta isla han aprendido a hacer demasiado con poco y lo autóctono de la repostería del archipiélago no ha perecido en la contienda.

Texto y foto: Lucía Jerez

Puede leer tambiénLos buñuelos de Navidad que hacía mi abuela


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con DATOS en Cuballama! 20 CUC saldo + 1GB datos + 50MIN + 50SMS!RECARGA AQUÍ
+