Connect with us

Animales

Denuncian cierre del Café de Gatos del Hotel Royalton Hicacos

Published

on

Este proyecto de Café de Gatos funciona en varios hoteles de Varadero. Pero la gerencia del Royalton Hicacos decidió cerrar el espacio para los felinos

Una de las cosas que más sorprendía a los clientes del Royalton Hicacos ya no está: el Cat Café o café de gatos, como también era llamado. Consistía en un área donde convivían decenas de felinos a los cuales se les había dado cobijo. “Tenían sus casitas y eran muy limpios. No se acercaban a ningún huésped, pero cohabitaban alrededor y limpiaban el aura con esa energía propia de ellos”, cuenta Irina López, quien acudió una vez al hotel.

Ayer miércoles, debido al lamento de una usuaria que había quedado fascinada con esa iniciativa en una de sus visitas al Royalton Hicacos, el Grupo de Rescate Animal en Cuba denunció la decisión del hotel de cerrar el espacio que ocupaban estos animales.

De acuerdo con el post del Grupo de Rescate Animal, “La gerencia ha tomado la decisión de deshacerse de los gatos, esto no significa que serán capturados y llevados a un refugio y adoptados, significa mucho peor que eso. Esto significa que todos estos gatos que son esterilizados, vacunados, atendidos y que han llamado a este hotel a casa durante años, han recibido una sentencia de muerte“.

Tras una llamada telefónica al Royalton Hicacos, un empleado del Buró de Información alegó desconocer el motivo por el que fue destruida tan sensible misión. “Hace tiempo que los gatos ya no están aquí. Solo quedan las fotos en el archivo del hotel. La orden fue dada por la directiva. Parece ser que había clientes a quienes les molestaban.”

Todo indica que se trata de una medida particular de este hotel, pues existen otros centros en la península de Hicacos, como el Roc Barlovento y el Iberostar Varadero, que conservan este tipo de cafés, y son asistidos igualmente por la APAC, según confirmaron a Cubacomenta recepcionistas de estas entidades.

Claudia Gutiérrez, joven dedicada al cuidado y defensa de los animales, expresó que “pese a la excelencia de la que presume el Royalton, es muy decepcionante que hayan desalojado a los inocentes habitantes que convivían en una pequeña porción de su terreno. Cuba necesita con emergencia una ley que proteja a los animales y no permita que concepciones erradas de los humanos pongan en peligro su vida”.

Puede leer tambiénCuba: el antes y el después de las mascotas en los refugios animales

El Royalton Hicacos es, a juicio de visitantes, uno de los hoteles con mayor prestigio del balneario de Varadero, en la provincia de Matanzas. Según el portal digital de TV Yumurí, está entre los diez mejores de Cuba y en temporada alta, hace dos años, los niveles de ocupación superaban el 95%.

El proyecto del Cat Café era un convenio entre la gerencia del lugar y la APAC, una organización canadiense sin fines de lucro que pretende rescatar a animales abandonados y se responsabiliza de su alimentación, atención médica y esterilización, en dependencia de las condiciones de la familia u organismo que los adopte.

Tal y como indica la web de APAC en la isla, en los hoteles donde se habían insertado estos Cats Café se experimentaba una disminución significativa en la población de gatos salvajes, y constituye una prueba de que los animales y las personas pueden coexistir pacíficamente.

Lucía Jerez


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Recarga Cuballama. Por 20 CUC reciben ¡70! + $57 en regalos para nuevos.RECARGA YA
+