Connect with us

Cuba

Cubanos vuelven al “café de borra”

Published

on

café de borra hola

Cubanos toman café de borra ante la escasez del grano y del polvo en Cuba. ¿Sabes cómo se cuela la borra? La proporción es de 5 a 1, decía mi abuela, para poder tener un café decente (tiene que ser “en gorro”)

El café de borra ha vuelto a Cuba. Al menos a La Habana. Al menos a casa de una colega de profesión.

No hay de otra, el café está perdido en La Habana y ni con divisa aparece.

Sandra dice que sin eso “no camina” por las mañanas y hay que creerle. Tanto yo, como muchas otras personas que conozco, no pueden “enfrentar el día” sin el correspondiente buchito de café, la colada o como le dé a usted la gana de llamarlo.

Colar café de la borra, reciclar la borra de café o hacer café de borra es una práctica tan antigua que, cuando Sandra me dijo esta mañana que un pedazo de pan con mantequilla y un café hecho con borra eran su desayuno, no pude hacer menos que acordarme de mi abuela, tacaña de profesión, que acumulaba la borra para luego de tener cuatro o cinco coladas acumuladas, hacer una colada con la borra.

Según ella, la proporción era esa. Cinco borras y la misma cantidad de agua, lograban dar un café medianamente decente cuando la necesidad apretaba; o lo que es lo mismo, cuando no había llegado el café a la bodega y se había acabado en casa.

café de borra

El café de los cubanos viene con chícharo; y cuando no hay se hace con borra

Para los que preguntan por qué no se compraba en la calle les tengo un dato: cuando yo nací no habían ni diplotiendas y era difícil, muy difícil encontrar quien te vendiera un café “por la calle”; en grano o en polvo. Añádale a eso que, además, éramos pobres, pues en la casa solo “entraban” dos salarios. Uno de jubilado y otro de viuda.

Es por eso que aprendí que el café de borra, bien hecho, no era tan malo. A él acudí algunas veces durante mi etapa de universitario (1990 a 1995). Y si me preguntan, les diría que en la Beca de F y 3ra, por esa época, era famoso el arroz con cuadrito de pollo que hacía Yamilet Hernández en el piso 13A.

Café cubita en Canadá .. Yo me pregunto si hay pagar flete, seguro e importación, como es posible que ese producto aquí cueste 12 veces más?????

Posted by Rayko Suarez on Saturday, September 26, 2020

Lo cierto es que aunque me crean mentiroso, años después de todo eso y en un hotel de la cadena Gran Caribe fui testigo de cómo un barman hacía “café de borra”.

Cosme, ligaba “la segunda colada” con otras dos coladas nuevas; pero también mezclaba la borra, que la acumulaba en un nylon pequeño, con el polvo virgen. “El truco” le garantizaba durante una jornada laboral, decía él, par de paquetes “gratis”, sin afectar la calidad del expresso; que sumados a las botellas de ron que traía cuando empezaba a trabajar eran unos 100 dólares diarios, según sus cálculos. A veces más, a veces menos.

Desde La Habana, Sandra dice que ella “hace rato” que no ve 100 dólares juntos, pero que tampoco va a ligar la colada vieja con la nueva; o el polvo de la borra con el polvo virgen.

Si se lo toma malo hoy, ya se lo tomará bueno mañana.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Cienfuegos: El agua sucia y el café perdido



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO