Connect with us

Cuba

Cuba: Siguen los apagones y faltan explicaciones reales

Published

on

apagones en Cuba

Por Flavia Viamontes

Siguen los apagones en Cuba y las autoridades siempre tienen a mano justificaciones que esconden las razones reales ante la falta de suministro

Cuba está caliente, más de lo normal, aseguramos muchos. Las temperaturas en estos meses estivales han alcanzado máximas récords y ni en la madrugada se siente una brisa aliviadora. Cada verano la situación se pone peor… Y seguirá.

El tema es constante entre los de la isla. “En La Habana nos estamos derritiendo, imagínese usted cómo debe estar Granma o Santiago de Cuba, esto parece un volcán a punto de reventar”, vocifera un chofer de almendrón mientras se seca el sudor con una toalla y acelera por la capitalina Avenida de los Presidentes rumbo a Boyeros.

“¿Saben quién es el mejor amigo del hombre?”, lanza la pregunta y todos a bordo del caliente cacharro le ofrecen la respuesta más lógica: el perro. “Pues no, es el aire acondicionado”, espeta y él solo se ríe.

Un muchacho también sonríe y asegura que ya a estas alturas no tenemos ni ese supuesto mejor amigo. “Los apagones no nos dejan refrescarnos ni aunque tengamos aire acondicionado. La luz la quitan lo mismo a las ocho de la mañana, que a las dos de la tarde o a las 11 de la noche, en el peor momento”, afirma.

Y es que unas semanas después de haber visto en crisis su sistema electroenergético y de justificar tardíamente y ante las constantes denuncias en redes sociales sobre supuestas averías en las principales centrales eléctricas del país, los cubanos continuamos sufriendo las consecuencias de apagones inesperados.

Según explicaron las autoridades a mediados de julio pasado, deterioros en las principales centrales termoeléctricas coincidieron con mantenimientos planificados en otras y dieron al traste con la generación base del sistema electroenergético nacional.

No obstante dijeron que las anomalías no respondían a déficit en el combustible, pues para la generación del sistema estaban garantizadas las 400 mil toneladas necesarias para las centrales y los emplazamientos de generación distribuida.

Supuestamente ya todo está solucionado, pero  la situación no ha cambiado en lo absoluto.

Escasean el petróleo venezolano y las explicaciones claras

Muchos coinciden en que ya no son apagones de ocho horas, pero es casi peor. “Nada más cae un poco de agua o sopla un viento medianamente fuerte, comienzan con un quita y pon que me va a acabar con todos mis electrodomésticos”, manifesta Elaine, una joven madre de dos niños.

“Ellos están de vacaciones todo el día en casa y ni ver la televisión pueden. En cualquier horario, comienza la intermitencia  que puede  durar hasta dos o tres horas”, añade.

Si bien las autoridades cubanas reiteran que la situación no responde a la falta de petróleo en el país, los de acá sabemos muy bien que el racionamiento  huele a “Período Especial”, sobre todo los que vivimos aquellos nefastos años.

La situación política y económica de Venezuela repercute negativamente sobre esta isla que siempre ha vivido recostada a aliados, y eso lo saben los cubanos aunque el gobierno insista en negarlo.

“Eso se ve claramente en la calle todos los días. Se va la luz, las colas en las gasolineras están como hace años no se veían, ni los boteros tienen combustible para salir a hacer sus trabajos diarios. ¿Para qué seguirlo escondiendo?”.  Así se cuestiona Frank, mientras saca insistentemente la mano para ver si logra montarse en un taxi que vaya por la calle Línea.

Apagón simultáneo en El Vedado

En la barriada de El Vedado, en La Habana, se registró un apagón simultáneo hace algunos días que duró horas. Los vecinos, molestos, indagaron con la Empresa Eléctrica y la respuesta fue la misma: “estamos haciendo arreglos”.

Luisa María está sentada a las dos de la tarde afuera de su casa. Con un abanico de cartón se echa aire insistentemente. Está sudada y con sed: “Si no son reparaciones, entonces es que están podando árboles a cuatro o cinco kilómetros. La justificación siempre tiene que ser banal y tonta, como si no supiéramos ya de que pata cojean todos ellos. Todos tenemos mucho miedo a aquellos apagones programados que recuerdan los años 90, pero es mejor que lo anuncien a que nos sorprendan de esta manera y los ánimos empeoren”.

La cuarentona sofocada está además brava porque las repetidas interrupciones afectan sus aparatos electrónicos, sobre todo el refrigerador que no tiene protector de tensión. “Si todavía estoy pagándole al banco, el que me cambiaron hace unos años, cómo voy a tener casi 15 o 20 CUC para comprar un aparatico de esos”.

En ese mismo sentido, pero con mejor ánimo, el doctor Camilo reflexiona acerca de que  “no hablar con claridad ni dar una sola razón convincente provoca más pérdida de confianza en las instituciones gubernamentales. No aprenden que el pueblo necesita conocer y, al menos, prepararse. ¿Alguien cree que a los cubanos algo peor nos sorprende? Esas tontas versiones oficiales solo provocan más calor”.

Ante las justificaciones del gobierno, la villaclareña Cristina se cuestiona cómo es posible que se les ocurra “darle mantenimiento a las termoeléctricas en verano. ¿No es algo que se supone se vaya haciendo periódicamente?, son puras evasivas”, añade con desaliento.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO