Connect with us

Cuba

Cuba: Sanciones para choferes estatales que no paren a “dar botella”

Published

on

773 sanciones para choferes estatales. Sin embargo, ellos tienen sus motivos para no parar a recoger personal y así los explican a Cubacomenta

El transporte continúa en crisis en la capital. Las alternativas no surten efecto y los ómnibus de servicio público no dan abasto para tanta demanda. Por ahora, la solución más inmediata ha sido apoyarse en los choferes estatales, pero, ¿qué hacer si ellos tampoco paran? Y ya por eso reciben sanciones.

Según el sitio oficialista Cubadebate, “la dirección general de Transporte Provincial de La Habana informa que organismos y entidades poseedoras de vehículos estatales han sido reportados por los inspectores ubicados en las paradas de mayor concentración del territorio, debido a que sus conductores no recogieron a las personas”.

Desde septiembre del pasado año, el gobernante Miguel Díaz-Canel dijo al periódico Juventud Rebelde “que todo carro con asientos libres tiene que sensibilizarse con la situación de quienes esperan en la parada”. Fue entonces cuando los inspectores de tránsito comenzaron a tener una función fija en los lugares más concurridos para localizar a choferes estatales que no parasen. Estos son los que ahora reciben las 773 sanciones decretadas por Transporte Provincial de La Habana.

Los inspectores en las paradas

“Ya ni con dinero se coge un taxi en este país, y de la caridad ajena no se vive. Aquí se estila la ley del más fuerte y a los que van montados en un vehículo no les preocupa cuánto tiempo lleva el otro esperando, ni la hora en que llegará a su casa”, reclama Dunia Ortiz, quien aguarda por un P2 en la parada de la Terminal de Ómnibus.

“Dicen que nos van a poner multas y que si repetimos varias veces lo de no recoger población pueden quitarnos hasta el carro, pero aún no se reúnen con nosotros, esos solo son rumores”, se defiende un chofer de la Empresa Aguas de La Habana.

Algunos choferes estatales alegan que se niegan a parar a causa de la indisciplina social. “La gente se tira para arriba del carro como locos, forcejean la puertas y no entienden cuando les dices que solo caben dos o tres, prefieren meterse a la fuerza”, explica Raúl sobre por qué siempre continúa su camino sin ningún pasajero. Pareciera que este chofer estatal no hace mucho caso de las sanciones que se anuncian.

“Yo manejo una guagüita del trabajo y llego a puntos donde tengo que parar pero no puedo llenar el carro porque más adelante debo recoger personal del centro. Pero eso no lo entienden los inspectores y me llenan los asientos. Entonces la sanción me la pone el jefe”, aclara Enrique, de 54 años.

La escasez de combustible tiene el país revuelto. “Cada día salgo más temprano con la esperanza de llegar a la casa antes de que caiga la noche”, dice Susana. “Las oportunidades sencillamente desaparecieron y no hay manera de trasladarse en la ciudad. Ya ni los del gobierno hacen caso a los dictámenes. Si ellos no recogen, ¿quién lo va a hacer?”

Texto y fotos: Vladia Rosa García

Puede leer tambiénEscobas voladoras: fotos virales sobre la crisis del transporte en Cuba


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC Bono EXTRA. Por 20 CUC reciben ¡60 CUC!RECARGA AQUÍ
+