Connect with us

Published

on

Cuba estaría intentando recuperar un tanto el encanto perdido ante los ojos del turista europeo, luego de décadas en las que Italia, España, Alemania e Inglaterra eran cuatro del grupo de “magníficos” emisores de turismo hacia la isla.

La oportunidad les ha llegado ahora, con la inauguración en las próximas horas de la Feria Internacional de Turismo Fitur 2019, cuya XXXIX edición abrirá sus puertas del 23 al 27 de enero en su habitual sede de Madrid, España.

Medios cubanos, blogs de noticias y “especialistas” en general consultados señalan que es esta una oportunidad “dorada” para la isla, que llega de la mano de varios grupos hoteleros que han invertido y apostado mucho en la isla. El diario oficialista Granma resaltó entre ellos a los “incondicionales de siempre”, los españoles Meliá Hoteles e Iberostar, además de otros como Blue Diamond, Muthus, Roc Hoteles, Accor, nh, Barceló, Valentin y Kempinski. El listado completo de expositores “cubanos” puede ser consultado en el siguiente enlace.

La delegación cubana está presidida por Manuel Marrero Cruz, ministro del Turismo en la Isla, quien además – expresa el rotativo – “representará al país en la xxii Conferencia Iberoamericana de Ministros de Iberoamérica y Empresarios del Turismo Español, previa a Fitur.

Cuba ha visto con preocupación la caída en los últimos años de un turismo europeo que solía competir con Canadá por los primeros puestos entre países emisores de turismo hacia la isla cada año. Algunos asocian esta caída al deterioro de las condiciones económicas en la isla, aunque el sector del turismo es potenciado por el estado, y estas “estrecheces” no son tan palpables al “ojo turístico”; otros “explican” que el boom post 90´- aquella teoría de querer visitar la isla “antes de que cayera” en el capitalismo, o de visitar “la isla que sobrevivió al socialismo”, según las creencias de cada cual – ya está pasada de moda.

Sin embargo, y a pesar del deterioro reciente en las relaciones Cuba-EE.UU. la tendencia apunta a que, una vez superado el idilio por la revolución “pura”, Cuba se abra más al mundo y los países se abran más hacia ella. Quienes apuestan al turismo en la isla confían en que la tirantez entre el gobierno de EE.UU. y Cuba no será eterna, y llegará el día en que la isla se asome al balcón de la prosperidad económica y conquiste no 5 millones, sino hasta 7 u 8 anualmente y sea un competidor en igualdad de condiciones con respecto a otros polos turísticos “vecinos” de su zona geográfica.

El país caribeño – aunque con recelos ideológicos y fuerzas internas diversas – se aproxima a ello, y no por gusto continúa inaugurando hoteles en la isla. El Ministerio del Turismo en la isla apuesta a la llegada de más de 5 millones de visitantes extranjeros en el 2019, aunque una buena parte de ese “crecimiento” con respecto al 2018 será posible gracias a los llamados “cruceristas”, que como bien se sabe no se hospedan en hoteles mientras visitan la isla.

Y si Madrid no le basta a Cuba para lograr recuperar los turistas europeos, el país tendrá otra oportunidad durante el mes de mayo próximo cuando, del 6 al 11 tenga lugar en La Habana La Feria Internacional de Turismo (Fitcuba), que tendrá como país invitado a España.

Parte del encanto y atractivo que expondrá Cuba en sus stands estarán relacionados con el aniversario 500 de la fundación de su capital, un hecho que sin dudas pudiera atraer a un buen número de españoles al igual que cuando se celebró en América, los 500 años del llamado descubrimiento.

 

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO