Connect with us

Cuba

Correos de Cuba: La covid ha sido un desafío para la paquetería

Published

on

bultos correos de cuba camagüey
Así está la oficina de Correos de Camagüey. Foto: Diario Adelante

Correos de Cuba achaca a la covid-19 y al bloqueo, gran parte de los males de su ineficiencia, aunque dice que medidas tomadas están rindiendo frutos.

En una especie de mea culpa publicada en el diario oficialista Juventud Rebelde, que en realidad es parte de una carta enviada a la sección Acuse de Recibo, Correos de Cuba ha explicado con pormenores cuáles han sido las causas de los atrasos en la entrega de la paquetería en la isla. O al menos algunas de ellas.

La misiva es una respuesta a una reclamación hecha por María Julia Galdó. La mujer escribió el pasado 26 de febrero al Juventud Rebelde para indagar sobre unos paquetes que presuntamente “estaban perdidos.” Al menos eso le decían en Cuba. Su hijo, el remitente de los paquetes exigía desde EE.UU. y allí le decían otra cosa: que los paquetes estaban en Cuba.

Es necesario puntualizar aquí que las compañías que envían paquetes a Cuba cumplen con su compromiso de entrega en la isla. La mayoría de las veces en tiempo y forma.

tal vez quieras leer: Aduana y Correos de Cuba quieren entregar paquetes rápidamente

¿Dónde estuvo el problema de María Julia? “En La Habana”, parece reconocerse mediante la respuesta enviada al diario por Zoraya Bravo Fuentes, directora adjunta de la Empresa de Mensajería y Cambio Internacional (EMCI) del Grupo Empresarial Correos de Cuba (GECC).

Explica la funcionaria que los paquetes sí estaban, solo que no habían llegado juntos. Y curiosamente el día que fue publicada la queja en el diario -¡qué casualidad!- los dos envíos estaban clasificados para su destino. Posteriormente se los entregaron.



Zoraya afirma que María Julia se quedó satisfecha con la respuesta y las razones recibidas, y a continuación dijo que “la COVID-19 ha sido un desafío para Correos de Cuba”.

Debido a la crisis económica provocada en el mundo por la llegada del coronavirus, algo de lo que no está exenta la isla de Cuba, familiares en el extranjero de los residentes cubanos, conocedores de la crisis económica perenne que vive la isla desde hace ya más de 60 años, comenzaron a enviar más paquetería que la acostumbrada.

“Desde mediados de 2020 aumentaron mucho los envíos al país emitidos por operadores privados en el exterior, fundamentalmente por mar, con alimentos, aseo y medicinas”, reconoció la funcionaria que luego relata como algunas de esas agencias operan a través de terceros países y que otras, debido a la pandemia, limitaron o detuvieron su servicio.

Esto, unido al impacto de la pandemia, influyó en el aumento sostenido del tráfico de paquetería.

Claro que la funcionaria no habló de la crisis económica en Cuba que provoca el ineficiente sistema económico, pero justificó con “el bloqueo” que la infraestructura de Correos sea tan deficiente.

“Tiene una capacidad de procesamiento, distribución y entrega menor” y hay “limitaciones con el combustible asignado”.

Dice Zoraya además que “derramamientos de líquidos” dentro de muchos de esos paquetes han retrasado la clasificación de los mismos, aunque el principal problema aquí es que se deterioran las etiquetas que contienen los datos de los destinatarios, el remitente y códigos de envíos, por lo que a veces se vuelve casi que una tarea de detectives, a menudo hasta imposible, encontrar quién mandó el paquete o para quién iba dirigido.

Admite la funcionaria que a partir de tantos reclamos -¿por qué no antes, con la necesidad de trabajo que hay en Cuba?-  se aumentó en Correos de Cuba el régimen laboral de ocho a doce horas diarias en las plantas de procesamiento. Explica además que se han incrementado las capacidades “con la solicitud a la Aduana General de la República de un nuevo depósito temporal interior en la EMCI, para tramitar 120 toneladas mensuales”.

“Se adquirieron piezas de repuesto, se activó el equipamiento técnico de rayos X detenido por roturas, y se adquirió otro nuevo para las plantas de la EMCI. Aumentaron los puestos de trabajo en las plantas de la EMCI a partir de la reparación de medios de pesaje, monitores táctiles y PC. Se contrató con la Empresa Transcontenedores la transportación de cargas de paquetería para el oriente del país, y se regularizó la dirigida hacia occidente y centro con el combustible asignado. Ello permitirá antes de concluir abril tramitar los contenedores pendientes de procesamiento que entraron al país hasta febrero. Y a mediano y largo plazos se prevé incrementar la capacidad operacional en las plantas de la EMCI, con un proyecto de inversión extranjera para automatizar todos los procesos operacionales; así como la creación de dos centros regionales de clasificación en el centro y el oriente del país, y ampliar las capacidades de los centros de clasificación postal provinciales y los centros de distribución domiciliaria municipales”, concluye.

Dicho así, parece que Correos de Cuba finalmente podrá entregar sus paquetes en tiempo y forma.

Ariel P.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO