Connect with us

Cuba

Viajar de Cienfuegos a La Habana costará 360 pesos

Published

on

Viajar de Cienfuegos a La Habana costará 360 pesos
Autos en la Calle Santa Elena, Cienfuegos. Boteros. Foto: 5 de Septiembre

Viajar de Cienfuegos a La Habana costará 360 pesos. A Santa Clara costará 70 y a Cruces, 35. Los nuevos precios del transporte en Cienfuegos han sido fijados.

El Ministerio de Transporte en la provincia de Cienfuegos divulgó el listado de nuevos precios que regirán -tope incluido- el traslado desde la Perla del Sur hacia los distintos destinos, otras cabeceras provinciales, además del transporte intermunicipal. A simple vista parece que el aumento, en diez años, no es significativo. De 10 CUC -240 CUP- que se pagaba en el año 2011 por el trayecto Cienfuegos-Habana, ahora se pagará $360. Es decir, 80 CUP más.

En 40 años, el pasaje en auto de Cienfuegos a Santa Clara ha aumentado 65 pesos. En el 2011 se pagaba ya a 40 CUP pero este año ya está en $70.

Pero no lo comparemos con los precios de “años atrás”. La siguiente imagen nos demuestra que, en menos de un año, el precio del transporte en Cienfuegos aumentó “peligrosamente”. La tarifa oficial aprobada por las autoridades en febrero de 2020 expresa que un viaje Cienfuegos-La Habana -ese que ahora cuesta 360 CUP- costaba 200 CUP. Cienfuegos- Santa Clara costaba, en un medio similar, 40 CUP.

Precios Febrero 2020

Precios Enero 2021

Un listado completo de precios actuales puede verse aquí

Pedrito dice que no recuerda la última vez que viajó a La Habana en auto. Cree que fue en el 2009 y no recuerda cuánto pagó, pero cree que esos 360 CUP que han estipulado ahora pueden no ser los que en verdad se cobren. Afirma que muchas veces los boteros en la Terminal de Cienfuegos “no se mueven” si “por fuera” no le pagan más de lo que oficialmente está topado. Dice que así sucedía con el viaje a Cruces, hasta hace dos años. Los boteros temían quedarse “botados” en ese municipio y a veces hasta exigían les pagaran como si el viaje se completara a Santa Clara.

Dice que en 1985 alquiló una máquina para él y su hermano, solos, y se fueron para El Cobre, en Santiago de Cuba, por algo que él cree fueron 250 pesos; y que no pocas veces pagó 20 para viajar a La Habana, antes de 1990, en máquina, y otras veces llegó, y como no había nadie, pagó él por todo el mundo.

“En Varadero, una vez, no me querían dejar entrar a un Cabaret y le eché 100 pesos en el bolsillo al que cuidaba la puerta y por poco me ponen la mesa en el escenario”, asegura quien en su tiempo fue una persona con muy buen poder adquisitivo.

“Una vez me encabroné, porque siempre se acababa el queso, porque compraba una cuñita, y me aparecí rodando una rueda de queso desde la puerta de la calle hasta la cocina”, rememora entre risas.

Para quien nunca fue un problema el dinero, dice que ahora, ya viejo, teme por lo que está sucediendo.

“Todavía hay gente que cree que yo tengo dinero enterrao´, pero la verdad es que estoy sobreviviendo”, reconoce y se ríe.

La divulgación de los precios del Transporte dice que no le interesa mucho porque ya él no viaja. Lo más lejos que se mueve es a la tienda Imago, o a veces al Boulevard, y eso a veces lo hace a pie. Otras en coche, algo que dice nunca pensó montarse en sus años de “maceta”, pero que desde hace 15 años se ve obligado a tomar para “poder sobrevivirle a toa esta gente”.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Trencito en Cienfuegos pone en aprietos a la prensa oficialista



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO