Connect with us

Cuba

Árbitros de la Serie Nacional usan “la botella” para viajar entre provincias

Published

on

Serie Nacional Árbitros

Para que un juego de pelota se celebre se necesitan bates y pelotas, pero también se requiere de alguien para que imparta justicia: los árbitros. En Cuba, los que actúan en la Serie Nacional, están viajando entre provincias “por sus medios”.

Si usted es de los que cree que a la empobrecida Serie Nacional de Béisbol en Cuba no se le puede clavar – como al toro – una banderilla más, sepa que está equivocado. El reportaje dado a conocer hace apenas unas horas por el “polémico” Pavel Otero no ofrece dudas de que “al tigre” siempre le puede caber una raya más en su cuerpo.

Ya lo dijo Villaverde... la crisis coyuntural con el combustible en Cuba ha afectado a grandes y chicos; a mujeres y hombres; a ingenieros y licenciados; a maestros y deportistas. Y también a los árbitros de la Serie Nacional.

Pavel, en pleno Noticiero Nacional de Televisión reveló una exclusiva que él confirmó con el propio Jefe de Árbitros de la Serie Nacional: estos últimos estarían viajando a las distintas provincias donde se están celebrando los encuentros de béisbol correspondientes a la etapa final de la pelota cubana, por sus medios. Es decir: en lo que aparezca. En lo que gestionen. En botella.

Según Pavel, los árbitros andan “a pie y por los amarillos,” que ya sabemos que sin estos últimos las posibilidades de que los carros estatales paren y recojan al pueblo necesitado.

La denuncia exige cuando menos una respuesta de los organismos involucrados. Aunque la Serie Nacional de Béisbol en Cuba hace rato que dejó de ser lo que antes era, todavía no pocos cubanos entre tantos problemas con la situación coyuntural, entre la falta de un alimento u otro; en fin, en la cotidianidad y el stress de vivir entre zozobras y carencias, cuentan con la televisión para relajar el agobio diario. Para aquellos amantes del deporte de la bola y los strikes, ver la pelota en la TV o ir al estadio a ver a los peloteros en vivo es como el bálsamo de Shutakovski: una panacea para curar todas las heridas.

Pero, si para que un juego de pelota se celebre se necesitan bates y pelotas, como mínimo, también se requiere de quien imparte la justicia: los árbitros.

En el caso cubano, los oficiales están pasando las de Caín para cumplir con su labor, y no pocos juegos han comenzado más tarde de lo programado por esta causa.

tal vez quieras leer: 59 Serie Nacional de Béisbol: Un bálsamo que calma los desencantos


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga DOBLE + REGALOS ! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+