Connect with us

Cuba

Enfriarán agua del Canal de Yucatán para “detener” huracanes

Published

on

Hurricane Michael huracanes

Un novedoso proyecto llevado a cabo por científicos noruegos intenta crear una “red de burbujas” submarina en el llamado Canal de Yucatán, espacio que comprende las 135 millas náuticas existentes entre Cuba y México, con la intención manifiesta de poder detener los huracanes mortales que azotan la costa de EEUU, publica el diario británico Daily Mail.

Parece un objetivo difícil de lograr; una utopía, quizás, pero que vale la pena intentarlo. Como se sabe, el agua caliente de la superficie es un factor determinante en la formación de las tormentas y su desarrollo. Son las aguas cálidas las que “alimentan” las tormentas y estas terminan convirtiéndose en huracanes; y estos, a su vez, mientras encuentren aguas más cálidas, más se fortalecen y terminan pasando de la categoría 1 a la 5.

No es la primera vez que algo así -para frenar los huracanes- se inventa. Anteriormente se ha probado bombardear desde dentro del ojo de tormenta el núcleo, con elementos químicos que al entrar en contacto con el agua enfríen el vórtice, pero ha sido infructuoso.

Ahora, los investigadores noruegos, quienes han buscado durante mucho tiempo una forma de enfriar el agua superficial para limitar el tamaño de los huracanes, creen tener la clave del éxito, con la creación de una tubería de aire presurizado que pueda llevar agua fría desde las profundidades hasta la superficie a través de burbujas de aire.

El plan consiste en crear una “red de burbujas” a partir de una tubería de aire comprimido tendida entre dos barcos o boyas y sumergida a 300 pies por debajo de la superficie del océano. En teoría, las burbujas llevarían agua fría a la superficie, reemplazando el agua cálida que actúa como combustible para huracanes y tormentas tropicales.

Foto: Daily Mail

Lo van a probar en el Canal de Yucatán, dicen los expertos, donde piensan crear un “punto de estrangulamiento” natural para las tormentas que se dirigen a tierra a través del Golfo de México. Las burbujas, apuntan, podrían hacer que el huracán se disipe antes de que toque tierra.

Sin embargo, como todo lo novedoso, la extraña propuesta ha dividido a los especialistas. Algunos dudan de su efectividad, pero los defensores sostienen que sí, que se puede; y que se pueden además salvar innumerables vidas, pero necesitan financiación.

Podrán creer algunos que no, pero los que creen que sí no están tirando cartuchazos al aire. Una solución similar se ha estado utilizando en los fiordos de Noruega durante varios años para evitar que los cuerpos vivientes que habitan dentro del agua se congelen; aunque, los huracanes son otra cosa.

Lo cierto es que se han propuesto muchos otros métodos, desde hace muchos años, pero ninguno ha sido efectivo. ¿Qué cuesta probar, gastarnos unos cuántos dólares a fin de evitar daños que ascienden a billones?

Ya hemos intentado con la siembra de nubes con sal marina para hacerlas más blancas, aumentando así su reflectividad y reduciendo las temperaturas de la superficie del mar; hemos utilizado aviones liberando hielo seco en las proximidades de los huracanes con el objetivo de aumentar las precipitaciones como medio de disipación de energía; hemos propuesto el uso de bombas nucleares para destruir los huracanes; y hasta se ha hablado de “remolcar icebergs al Golfo de México desde el Ártico”.

¿Y no podemos darle paso a este plan?

El plan para enfríar el agua

Grim Eidnes, científico principal del plan, dice que conseguir agua más fría extraída de las profundidades del océano, no es costoso y puede tener un impacto real.

“Las tuberías deben ubicarse entre 100 y 150 metros de profundidad para extraer agua lo suficientemente fría. Al llevar esta agua a la superficie utilizando las cortinas de burbujas, la temperatura de la superficie caerá por debajo de los 26,5 ° C, cortando así el suministro de energía del huracán”, afirma el científico.

Grim Eidnes lidera la tecnología como asesor científico en jefe de la empresa privada OceanTherm. Ha trabajado anteriormente como oceanógrafo físico en la institución de investigación de Noruega SINTEF.

El proyecto OceanTherm ha recibido una subvención del gobierno noruego para simulaciones por computadora adicionales, pero se necesita más dinero para una prueba física.

En declaraciones a Wired, habló sobre el uso potencial del Estrecho de Yucatán como campo de pruebas.

En el caso de los huracanes Harvey, Irma y María que ocurrieron en el Golfo de México en el período de agosto a septiembre de 2017, las temperaturas de la superficie del mar se midieron a 32 ° C.

OceanTherm cree que traer agua a la superficie, que está a unos 100 metros (330 pies) de profundidad, será suficiente para evitar que las tormentas alcancen intensidades potencialmente mortales.

tal vez quieras leer: Fidel Castro y los huracanes (anécdotas)

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC Bono EXTRA. Por 20 CUC reciben ¡60 CUC!RECARGA AQUÍ
+