Connect with us

Cuba

Transfobia en Cuba; retirar la multa no es la solución

Published

on

Transfobia en Cuba Sancti Spíritus policía

La transfobia de la Policía Nacional Revolucionaria en Cuba es notoria y otra vez sumó un triste episodio a su colección de represiones.

Los policías son además homofóbicos, pero poco hace el gobierno para educarlos en materia de género.

A muchos le podrá parecer que con “retirarle la multa y pedirle disculpas”, la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Cuba se limpiaría el pecho de m…ateria tóxica y transfobia, con relación a lo sucedido con la joven Merlía Somers; pero no.

El caso vio la luz en las últimas horas, tras la denuncia hecha por la joven, que rápidamente se viralizó en las redes sociales.

Pongamos a los lectores en contexto. Merlía Somers es una joven cubana trans que en días pasados fue víctima de la transfobia más cruel por parte de unos agentes de la Policía Nacional Revolucionaria.

Con bajísimo nivel de educación y cultura, los policías ofendieron de palabra y de hecho a Merlía el día pasado 19 de marzo “por su manera de vestir”. La joven se encontraba en la cola de una tienda en Cabaiguán, provincia de Sancti Spíritus, y los policías consideraron que era un hombre vestido de mujer y no una mujer, como ciertamente lo es Merlía.

“Cuando llego que empiezo a pedir el último se acerca a mí un oficial de los que visten de verde y me pregunta, ¿qué yo hacía vestido así allí? y llamó a un policía de los que estaban controlando la cola y el policía me dijo que yo les estaba faltando el respeto al aparecer vestida así allí (de mujer), que eso era desacato a la ley y que yo estaba violando un artículo”, explicó la joven sobre el suceso.

Las autoridades incluso le exigieron que se callara la boca cuando intentó defenderse. Nadie en la cola la defendió. A Merlía le impusieron una multa de 1000 pesos y la amenazaron con procesarla por el cargo de peligrosidad si no la pagaba.

Ahora, luego de que en las redes se viralizara el asunto y el medio independiente Tremenda Nota se hiciese eco de la denuncia de Merlía, la policía ha pedido disculpas por el hecho y promete retirarle la multa a la trans cubana.

Ni eso, ni la sanción a los policías -que sin dudas, debería ser considerada también como una sanción y no un lavado de imagen- son soluciones a un problema serio: a la transfobia, homofobia, y todo tipos de fobia que vive en Cuba la comunidad LGBTIQ+.

Es un problema enraizado, de machismo, de patriarcado y desprecio, que en el caso de los policías “machos” se acrecienta por el poder que les otorga vestir como agentes de la autoridad.

Declaraciones de Merlía

“Este lunes, después de hacerme esperar un poco, el oficial que me atendió hizo que volviera a explicarle qué había pasado. Hizo muchas preguntas, para confirmarlo todo y dijo, finalmente, que la multa era injusta y que la retirarían esta semana”.

“No pienso quedarme así… Si esta misma semana la multa no es retirada, como prometieron, le dije al oficial que voy a enviar cartas a todas las instituciones posibles, para que se haga justicia”, aseguró la joven al diario Tremenda Nota.

Hay un detalle en la denuncia de la joven que va más allá de la actuación policial; y es el hecho de que, como dijimos párrafos encima, nadie intercedió por ella. En un país donde es notorio el escaso nivel cultural de los agentes del orden, incluso en cosas más básicas del comportamiento humano, se hace imprescindible que las personas más cultas, estudiadas y preparadas, no se callen ante las injusticias y eduquen a los agentes. Es apenas un ladrillo a poner en una enorme obra cultural -y deuda- que se nos avecina en este siglo y por los siglos de los siglos venideros.

Somers, en consecuencia con esta idea, insiste en la importancia de una ley de identidad de género en Cuba y aconseja denunciar los episodios de discriminación.

“Cuando pasen estas cosas con la policía tenemos que conocer qué leyes nos amparan… Es lamentable que la comunidad LGBTI+ en Cuba solamente se pronuncie por el famoso matrimonio igualitario y no nos pronunciemos por una ley de identidad de género”, comentó la joven que fue víctima de transfobia.

Es hora ya de que el país y sus instituciones se articulen en pro de educar al pueblo entero, a través de los medios de comunicación, en estos temas. Que los derechos de la comunidad gay y trans no se queden en apenas una marcha el 17 de mayo y cuatro post en Facebook de Mariela Castro y el CENESEX, visualizados por Cubadebate en su página digital.

Ariel P.

tal vez quieras leer: CENESEX responde por caricatura homófoba; caricaturista reconoce error

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga de la Madres! Por 500 CUP reciben 1500 CUP + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+