Connect with us

Cuba

Tornado en La Habana, ¿y los damnificados del Ike en Las Tunas qué?

Published

on

Destrozos provocados por el Huracán Ike

El tornado que azotó a La Habana el pasado 27 de enero despertó no solo una enorme y hermosa estela de solidaridad en apoyo a las víctimas del evento meteorológico, sino que también sacó a la luz no pocos “recuerdos dolorosos” del pasado reciente, con relación a otros desastres provocados por la madre naturaleza en el país y que nunca tuvieron tanto apoyo o “respuesta” por parte Estado ni de las personas.

Uno de esos lugares donde la naturaleza se ensañó y levantó hasta las losas de cemento en las avenidas y los parques fue Las Tunas, un territorio que vivió en el año 2008 la terrible experiencia del huracán Ike y que del cual quedan pendientes de resolver 8.096 afectaciones en viviendas. A estas 8096 de hace 11 años se suman otras 672 del huracán Irma, que azotó la provincia en el 2017.

Una localidad como Puerto Padre quedó tan destrozada que “tal parecía aquello una zona de guerra” al decir de una conocida escritora residente en Puerto Padre quien llegó a Las Tunas, tras un breve viaje al extranjero, un día después del paso del Ike.

Muchas casas estaban en el suelo. Los bancos y árboles del parque fueron arrancados casi todos de raíz. El asfalto de la plaza lo arrancó. Daba mucho dolor ver aquello. Todavía, cerca de mi casa, quedan gente damnificados del Ike,” dijo a Cuballama bajo condición de anonimato.

“Bueno, es la capital”, comentaba por su parte un usuario en Facebook al hablar de la ayuda recibida por los damnificados del tornado ironizando así sobre el abandono dado por el gobierno al territorio oriental.

Llama la atención el hecho de que el mandatario cubano Miguel Mario Díaz-Canel Bermudez estuvo la pasada semana en el territorio tunero, donde fue informado de estos miles de casos pendientes a los cuales el país que él gobierna no ha dado respuesta.

Según el diario Granma, Canel asistió a una reunión con el objetivo de realizar un análisis de los “principales sectores de la economía y la sociedad” de Las Tunas, donde fue informado de este percance. Llama la atención que Díaz-Canel gobernó en Holguín por aquellos años, por lo que debería conocer “de primera mano” todo el destrozo provocado por el Ike en la vecina provincia y del cual nunca se recuperó del todo.

En la reunión a Díaz-Canel se le informó el alto número de inmuebles que sufrieron el paso del huracán Ike, en septiembre de 2008 y también de aquellos que sufrieron el impacto de Irma en 2017, preocupados más que nada por saber – tal vez – cómo se estaba desplegando de tal manera la ayuda en La Habana – entrega de materiales a los afectados por el tornado – y aquellos otros vecinos del Oriente, esperaban por similares medios para acometer la reparación en sus viviendas. Algunos desde el 2008.

“Por eso tenemos que explicarle a las personas, solucionar todas las afectaciones que podamos y a las que vayan quedando, vamos a evaluar al menos darle una serie de recursos para que por sus propios medios puedan también avanzar”, declaró el mandatario cubano al “desayunarse” con el entuerto tunero.

Derrumbe en vivienda provocado por el Ike en Las Tunas

También pidió que se realizara un análisis de las condiciones de las personas afectadas, como condición para entregar el “subsidio”.

Según el dirigente se intenta “impulsar la eficiencia en la administración pública y la gestión de gobierno a todos los niveles.”

En el estilo de trabajo tiene que haber momento para que todos los cuadros rindamos cuenta ante la población, ante las estructuras de dirección superiores, ante la Asamblea Nacional. Rendirle cuentas al pueblo es un ejercicio constante de superación”, agregó Díaz-Canel, y aclaró que  aunque “exista un apoyo ordenado de los organismos”, puede que “no siempre se cumpla como está previsto”, reconociendo así como culpable de tales desmanes a la chapuza burocrática.

Así quedó esta vivienda tras el paso del Ike, en Las Tunas

Porque nadie, absolutamente nadie puede explicarse como quedan pendientes desde hace ya casi 11 años por solucionar tantos casos, y en La Habana, en apenas tres semanas, la respuesta ha sido otra, bien multitudinaria.

Debe ser cosas del 500 Aniversario. ¿Tendrá que esperar Las Tunas cumplir 500 años?

pd: en este post se han usado imágenes de casas en el poblado de Leyva, municipio de Delicias en Las Tunas, que aún esperan por materiales de la construcción para ser reparadas tras el paso del huracán Ike en el 2008.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO