Connect with us

Cuba

Todos recuerdan a Miguel Caldés, menos Toros y Avispas

Published

on

Miguel Caldés fue un atleta excepcional. Modelo tanto dentro del terreno como fuera de este, y no por gusto los camagüeyanos le recuerdan.

Ni el equipo de los Toros de Camagüey ni las Avispas de Santiago de Cuba asistieron a la ceremonia de peregrinación que, como cada año realizan el 4 de diciembre, todos los buenos fanáticos, familiares y amigos, que recuerdan con devoción la fecha, que lamentablemente nos recuerda el fatídico fallecimiento de uno de los más grandes peloteros que ha dado la tierra del tinajón: Miguel Caldés.

Félix Anazco, uno de los periodistas del diario agramontino Adelante lo resume así:

“Hace 19 años Enisia Luis perdió a su hijo Miguel y Camagüey se quedó sin su Caldés. Desde aquella noche de Santa Bárbara las tardes en el estadio Cándido González no han vuelto a ser las mismas. Hoy se reunieron sus familiares, antiguos compañeros, la peñas deportivas (incluyendo la Peña Femenina Miguel Caldés de Santiago de Cuba) y la gente que disfrutó de su juego y su sonrisa. Inexplicablemente, ni los Toros de la Llanura, ni las Avispas Santiagueras asistieron a la peregrinación. LOS GRANDES NUNCA DICEN ADIÓS!!! “

Tanta desmemoria y olvido de quienes no deben olvidarle duele. Miguel Caldés fue un atleta excepcional. Modelo tanto dentro del terreno como fuera de este, y no por gusto los camagüeyanos le recuerdan.

Las imágenes hablan por sí solas. Después de tantos años de su lamentable deceso, llama poderosamente la atención dos cosas:

    • tantas personas asistiendo a la peregrinación
    • que no hayan estado sus Toros (los actuales, porque Luis Ulacia y Torres Odelín estuvieron)
    • que no hayan estado las Avispas santiagueras.

Ya en más de una ocasión hemos hablado aquí de la desmemoria; pero no porque lo hayamos hecho dejaremos de hacer énfasis una vez más en el hecho que representa “ser olvidado”.

Ayer, un texto triste veía la luz en nuestro blog. La casa donde residiera José Martí en el Cerro, la casa donde naciera el Ismaelillo, se derrumbó – en parte – y la que aún queda en pie está a punto de desmoronarse.

Hace un mes atrás, en Sagua la Grande se vino abajo el portal de la casa natal del más famoso de los pintores cubanos: Wifredo Lam.

Meses antes, recogíamos con dolor la triste noticia del deterioro en que se encuentra la última morada del Generalísimo Máximo Gómez.

En esos tres casos también la desmemoria le jugó una mala pasada al sentimiento de gratitud.

¡Gloria eterna a Miguel Caldés!

por Roberto A.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡TRIPLE RECARGA a CUBA! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA YA
+