Connect with us

Cuba

Situación en Venezuela impactaría en inversiones en Cuba

Published

on

fotos de Cuba

La agencia Reuters dijo esta mañana que los “inversores en Cuba desconfían del impacto de las amenazas estadounidenses“, y relacionaron el asunto – además – con la crisis que vive en estos momentos Venezuela, uno de los principales aliados comerciales de Cuba y el primer suministrador de crudo a la isla.

En la nota, el periodista Mark Frank alega que “algunas empresas extranjeras en Cuba (…) están reconsiderando el riesgo” de permanecer en la isla, mientras que otras “luchan por defender sus intereses“, y cita al inversionista y consultor británico David Mathew quien expresó que “Trump persigue a Cuba y preocupa a los inversionistas, a diferencia de Venezuela”, y que “ya estaba recibiendo ‘un retroceso preventivo’ de algunos posibles inversores extranjeros (en la isla)“.

Por su parte, un agregado comercial de un país europeo que no fue identificado por Reuters expresó que hay “malas noticias“, pues “ la economía va a empeorar más de lo que ya se debe a la crisis de Venezuela y las nuevas amenazas de Trump ya están asustando a la gente“.

El agregado comercial dijo que ya varios inversores se han estado acercando a ellos para conocer “qué podemos hacer con respecto a las nuevas medidas de los EE. UU.“.

Están realmente preocupados, y nosotros también,” señaló.

Sin embargo al gobierno de la isla esta situación parece no lo ha tomado por sorpresa. Desde el fallecimiento de Hugo Chávez, y con los primeros “bandazos presidenciales” que comenzó a dar su sucesor Nicolás Maduro, el gobierno cubano acostumbrado a los “subsidios extranjeros” ha estado desarrollando una amplia campaña internacional de “amistad” que ha llevado a varias figuras políticas de alto peso a renovar viejos lazos en lugares tan distantes como China, Vietnam, Laos y Corea del Norte.

Para sustituir el petróleo venezolano, Cuba ha comenzado a recibir suministros de petróleo de otras fuentes, como Rusia y Argelia.

Sin embargo, a no dudarlo, el deterioro de la la relación comercial con Venezuela, y la disminución de los ingresos por esta vía – $ 7,2 mil millones en 2014 a $ 2,3 mil millones en 2017, según cifras aportadas por el gobierno cubano -, ha comenzado a golpear seriamente a un país que tradicionalmente siempre ha confrontado problemas de liquidez a la hora de enfrentar pagos con sus acreedores.

Para colmo de males, el cese de la operación “Más Médicos” con Brasil, y eventualmente el fin de la operación “Barrio Adentro” en Venezuela, incidirá negativamente en las arcas de La Habana. Estamos hablando de millones de dólares que el país dejaría de recibir por la venta de servicios médicos a través de sus profesionales de la salud.

Por suerte, dirían algunos, a Cuba no hay quien la mueva geográficamente de lugar, y esa posición privilegiada a la entrada del Golfo de México, a escasas 90 millas de los EE.UU. puede servirle a otros muchos gobiernos para sus “intereses”. Comerciales y políticos.

Quedaría por “probar una vez más” la capacidad de “resistencia” del pueblo cubano, que vivió en los años 90´, de golpe, la caída de su PIB de un año a otro a niveles alarmantes – más de un 30% – tras el colapso político en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y de los demás países integrantes del llamado Bloque Socialista del CAME, responsables de más del 85% del comercio con la isla por aquellos años.

Reuters, incluye además en su análisis un elemento “caliente”, que pudiera acrecentar aún más el temor de los inversionistas: la entrada en vigor del controversial Título III de la Ley Helms-Burton, firmado en 1996 y que aunque ha recibido el rechazo de la comunidad internacional y de otros gobiernos que la acusan de ser extraterritorial, no deja de ser una espada de Damocles que pende, de un hilo, sobre la cabeza de la economía cubana.

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO