Connect with us

Cuba

¿Se acabaron los trámites lentos en Cuba?

Published

on

 Otro experimento se acomete en la isla. Ahora con trámites de cualquier tipo. Por ahora funcionarán estas unidades en Artemisa, Mayabeque y el municipio matancero de Cárdenas

Los trámites en Cuba ya no serán un problema. Al menos eso da a entender la nueva medida “experimental” del gobierno. También alegan que se acabaron las molestias, la espera y esas filas que desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde había que sufrir para completar gestiones tan sencillas como ponerle una tilde a un apellido mal inscrito en el carnet de identidad.

“Vivir para ver”, dice Rosa mientras le voy contando cómo se realizará el proceso. “Aquí todo se hace mal. No hay un acta de nacimiento sin errores, con las viviendas siempre encuentras problemas. Antes, cuando el carnet lo hacían manuscrito, nunca ponían el nombre correcto”.

Por ahora la novedad se limita a las provincias de Mayabeque, Artemisa y el municipio matancero de Cárdenas. La aplicación Gestram o las páginas web de las unidades, darán cobertura a “106 tipos de servicios vinculados a ocho ministerios y al Instituto de Planificación Física”. Así lo informa el sitio oficialista Cubadebate. Con este dictamen se pretende mejorar la política de informatización de la sociedad.

Hortensia cree que, si al menos se demoraran y te resolvieran, fuese perfecto. “En un día logras la mitad de tu objetivo. Siempre tienes que volver dos o tres ocasiones más o porque falta un cuño, una firma, una fotocopia, cualquier cosa, el problema es tenerte corriendo de un lado a otro como si no tuvieras más nada que hacer”.

“Ojalá y funcione porque al principio tienen muchas ideas, pero después nada sale como esperaban. Lo más jodido es que los perjudicados somos nosotros, el pueblo. Los servicios públicos en este país han dejado de ser efectivos hace mucho tiempo”, comenta Andrés, jubilado.

Las oficinas cubanas todavía son seguidoras del papel carbón para realizar las copias de los procedimientos legales, y el relleno de los folios a bolígrafo. Incluso en muchas entidades solo queda una computadora de las más antiguas que casi nunca se encuentra en estado para facilitar las prestaciones.

“El personal no entiende que tenemos muy pocas comodidades de trabajo. Por ejemplo, todo lo que sea de Registro Civil hay que buscarlo en los libros y eso es encaramarse en un banco a buscar entre decenas de tomos. A veces, no los encuentras porque se pierden o están en muy mal estado”, explica una trabajadora del Registro Civil de Plaza.

Para Clara la preocupación mayor radica en la tecnología. “Yo no sé trabajar con los aparatos esos, son muy complicados. Vivo sola y no tengo quien me explique. Tendría que ir al Joven Club, porque en mi casa no hay computadora, o molestar a un vecino. Ahora tengo que depender de otras personas para hacer mis cosas”.

En el capítulo II de la nueva ley se hace referencia a la preparación y desempeño del personal al frente de dichos centros. Pero, teniendo en cuenta el avanzado envejecimiento poblacional del país. ¿Qué se harán estos ciudadanos? ¿Tomará el gobierno alguna conducta especial con ellos?

“Para simplificar la tramitación” explican los medios oficialistas sobre el objetivo central de la medida. Sin embargo, en los textos solo se hace referencia al “régimen de tiempo establecido”, sin especificar cuántos días, meses o años el individuo tendrá que aguardar por una respuesta. Entonces, ¿en realidad ahora todo será más fácil? Como de costumbre, solo toca esperar.

Vladia Rosa García


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

*** NUEVO *** ¡Carnes, embutidos y quesos para CUBA! ***VER OFERTAS