Connect with us

Cuba

Migrantes cubanos enfrentan rechazos en Centroamérica

Published

on

Cubanos en México

Residentes en distintos poblados, en distintas naciones de Centroamérica, dan cuenta de que la presencia de migrantes cubanos en sus territorios ha alterado la vida “normal” que estos llevaban, si bien casos como el documentado por Diario de Cuba relativo al rescate de cerca de 280 emigrantes retenidos por parte guardias del Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT), pudieran llevarnos a pensar que existe solidaridad incondicional hacia los migrantes.

Si bien es cierto que la mayoría de los residentes de la zona están acostumbrados a la presencia de extranjeros migrantes en cruce hacia otros países más al norte y con destino final casi todos “al Gran Vecino del Norte”, no es menos cierto que el fenómeno ha desbordado en ocasiones la bondad de cientos de campesinos que viven en las zonas de Puerto Obaldía, Panamá, y Capurganá en Colombia, por mencionar solo dos localidades.

A pesar de eso, el pasado 10 de marzo, decenas de lugareños residentes de Puerto Obaldía, armados con machetes y palos enfrentaron a guardias panameños para proceder al rescate del numeroso grupo en el cual se hallaban niños, adultos mayores y mujeres embarazadas, a los cuales mantenían retenidos en medio de la selva. En el grupo, habían unos 60 cubanos. El resto eran africanos y haitianos, fundamentalmente.

No conformes con su gesto, los lugareños fueron más allá e implorando “diplomacia”, exigieron una respuesta a las autoridades. Es decir: encontrar una solución a un drama que indudablemente no solo afecta a aquellos que cruzan, sino también que afecta a quienes viven en las zonas de los cruces. Tal y como reseña Diario de Cuba, luego de horas de discusiones “el SENAFRONT accedió a permitir a los extranjeros continuar su camino y se creó un puente aéreo entre Puerto Obaldía y Metetí, Panamá.

Sin embargo, en la localidad colombiana de Capurganá un reportaje del canal AcandiTV, muestra una cara distinta de la moneda.

En días pasados se supo de que los habitantes de ese lugar se han quejado de que la llegada de los migrantes ha alterado el curso normal de sus vidas.

En el reportaje se escucha decir que la población ya no se está mostrando solidaria como antes. Entre los habitantes – expresa el reportaje “existe miedo de brindarle un servicio de hospedaje, alimentación o dar información por temor a ser detenidos”. Por si fuera poco, aseguran, “la salubridad y la imagen de este sitio turístico han sido afectadas”.

Los conductores de lanchas, aquellos que normalmente ofrecían sus servicios a los migrantes, han detenido sus actividades. Según Diario de Cuba, “líderes del caserío dijeron que, a partir de martes 12 de marzo, no se permitiría el ingreso de emigrantes a la localidad”, luego de que tan solo entre el 21 de febrero y el 9 de marzo de marzo de 2019 por el Muelle Turístico de Turbo, salieran rumbo a la frontera con Panamá un total de 2.453 migrantes de diferentes nacionalidades. Cientocuarenta de ellos eran cubanos.

El pasado 9 de marzo, una situación grave se vivió en este punto, cuando la frontera “se calentó”, con el enfrentamiento de los migrantes con las autoridades de la zona.

Por su parte, en Tapachula, México, cientos de cubanos enfrentan la posibilidad de deportación.

La situación desesperante que viven, y el mal trabajo en las oficinas del área de regularización migratoria en Tapachula, Chiapas, unido a unas denuncias relacionadas con corrupción por parte de abogados que estarían cobrando por agilizar estos servicios hasta 900 dólares, – algunos argumentan que si son agilizados los trámites es porque estos abogados de algún modo logran sobornar a algún funcionario dentro de la estación migratoria -, provocaron que varios de ellos protagonizaran una especie de sublevación y lograran irrumpir dentro del edificio. Los cubanos presentaron además una queja contra Migración y la Policía Federal ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y argumentaron al Gobierno no les informó que los trámites eran gratuitos.

Ahora se dice que aquellos que exigían – exigen aún – la agilización en los trámites para la expedición del salvoconducto de tránsito que les permita continuar viaje a través del territorio mexicano sin ser detenidos o molestados por las autoridades mexicanas, podrían ser deportados a la isla. Y se habla de una cifra numerosa: 500.

Un migrante cubano dijo que “por los hechos registrados el pasado viernes, migración está tomando una medida severa…. nos mandan a la Estación Migratoria Siglo 21 con el pretexto que nos van a dar el salvoconducto” y nosotros estamos seguros que no es así, nos quieren deportar”.

Según reporta el medio de prensa Quadratin, de la localidad de Chiapas, en esa estación migratoria hay un grupo de cubanos que ya van a ser deportados a la isla. Los migrantes “dentro” se han comunicado de algún modo con los que están “fuera”, y estos al llegar y reconocer el lugar se han vuelto a las oficinas de la CNDH, alegando que hacia donde los enviaron es un lugar donde los recibirán, sí, pero para deportarlos a la isla.

Esta mañana, el periódico local El Orbe confirmó – afortunadamente – que fueron 72 cubanos los que protagonizaron la trifulca en el Instituto Nacional de Migración (INM) en Tapachula, Chiapas, a la cual habían entrado a empujones para exigir que les atendieran. Según sostenían, las autoridades tenían estancados sus trámites migratorios.

Los 72 fueron trasladados hacia la ciudad de Acayucan, en Veracruz, donde serán atendidos ya que según argumentan las autoridades migratorias de Chiapas, sus oficinas están desbordadas, con la cantidad de solicitudes de inmigrantes que esperan regularizar su estatus migratorio en México para continuar su viaje hacia la frontera con los EE.UU.


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+