Connect with us

Cine y TV

Humor cubano de martes: entre Pánfilo y Eduardo del Llano

Published

on

Humoristas cubanos

Luis Silva, “Pánfilo”, al frente del equipo de Vivir del Cuento, y el guionista, humorista y realizador cinematográfico Eduardo del Llano, matizaron esta mañana de martes la realidad cubana.

Los primeros, preguntándose – y respondiéndole al pueblo cubano – sobre “el destino” de los nuevos capítulos de la popular serie. Varios capítulos ya han sido grabados, pero aún no han salido al aire. ¿Por qué? Ni ellos mismos saben.

“Qué manera de tener capítulos nuevos y si no los ponen debe ser su televisor y si no llamen por teléfono que esa señal viene de arriba. Si no ponen los capítulos nuevos, ¿por qué será?”, comentó Pánfilo sentado en la mesa de comedor de su casa, o lo que es lo mismo: en el set del programa Vivir del Cuento.

Pánfilo dijo luego que desde que llegaron de su gira por los Estados Unidos, no han dejado de grabar.

“Seis o siete capítulos nuevos desde que llegamos de Estados Unidos, no hemos parado.”

“Llamen, llamen,” exhortó Pánfilo a la teleaudiencia. Lo hizo en modo de humor pero muy serio, invitando a los televidentes a que llamen a los número del ICRT o “al más arriba” para que acaben de poner los nuevos capítulos, que para muchos funciona como choteo o bálsamo curador de heridas ante la difícil situación que atraviesa el país.

“La gente la coge con nosotros, y la culpa no es de nosotros,” finalizó diciendo.

Del Llano, por su parte, fue más ácido.

El reconocido creador de la serie de Nicanor, profesor universitario además, prestigioso “hombre de letras” y contestatario siempre, dedicó tres horas de sus vacaciones nada más y nada menos que a hacer una cola para comprar pollo.

En un post en Facebook titulado “Lo que hice en mis vacaciones” Del Llano expresó:

¡Hoy, por primera vez, hice la cola para comprar pollo! Algunos de mis amigos me habían hablado de eso, pero yo prefería irme a la playa, a un campismo, incluso al extranjero. ¡No sabía lo que me estaba perdiendo! Nada se compara con estar casi tres horas en fila para comprar unas postas de pechuga. ¡Se aprende tanto mirando a la gente, escuchándola! ¡Es tan divertido! Hasta ahora no me había visto en esa situación, veía una cola para hacerse con unas porciones del escurridizo vertebrado ovíparo y seguía mi camino. ¡Hoy me detuve, me puse en la cola, esperé, y mi vida cambió! ¡Hoy he visto la luz!

¡Cómo me divertí en mis vacaciones!

Porque en tiempos así, genios como Del Llano y “Pánfilo” pueden hacer que una sonrisa nos alivie las mañanas.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Split, colchones, bicicletas... todo para CUBA. ¡Entrega en puerto cubano en 15 DÍAS!ENVIAR YA
+