Connect with us

Coronavirus Cuba

Gobierno perdona a Alpidio Alonso, pero “ejecuta” a otro funcionario

Published

on

Gobierno Las colas en Santiago de Cuba Calle Enramadas
Colas para alimentos en Santiago de Cuba. Perfil de FB El Chago - Santiago de Cuba

El Director de Salud Pública en Santiago de Cuba ha sido destituido, en lo que es un claro sacrificio del chivo expiatorio, pues el gobierno nunca pierde.

El gobierno cubano encontró el chivo expiatorio perfecto en el director de Salud Pública en Santiago de Cuba, a quien ha hecho responsable por el descontrol en la provincia frente al coronavirus. Sin mucho miramiento lo destituyó, un gesto que hubiese sido mejor visto si el despedido hubiese sido el ministro del manotazo, Alpidio Alonso.

Guillermo Mora García es oficialmente el exdirector de Salud Pública de Santiago de Cuba y acarreó la culpa y el peso de la historia y la cultura de un territorio donde jamás, y esto es clave entenderlo, ninguno de sus muchos hijos ha sido parco en brindar calor humano a sus semejantes.

El gobierno de La Habana, cuya atención económica a la provincia de Santiago de Cuba siempre ha sido un  verdadero desastre, contribuyendo durante más de 60 años a que la gente hasta incorpore en su ADN como “natural” andar en grupos y reunirse, ha reaccionado así a las críticas y quejas de la población ante el mal manejo que se le ha dado en la provincia a la crisis sanitaria generada por el coronavirus.

Que alguien perdone a Mora García, y a este redactor pero, ¿cuándo los santiagueros han sido disciplinados en ese sentido que explicaba párrafos encima?

Es cierto que la provincia que peor situación presenta, aparte de La Habana, es Santiago de Cuba; pero Mora García no es ni por asomo el responsable de que la gente se tenga que encimar unos sobre otros en colas para comprar lo que sea y lo que aparezca, en un territorio donde los alimentos tradicionalmente han escaseado.

Santiago es la segunda provincia con más infectados diarios después de La Habana y por encima de Guantánamo; otro territorio “descontrolado”, con iguales características histórico-culturales entre su gente, donde el hacinamiento y los núcleos familiares numerosos son de los más representativos de Cuba.

La pobreza en Oriente, y las deudas culturales son un hecho indiscutible, y ello sirve como incentivo a la disciplina social que el régimen intenta imponer ahora, en contra de lo que ha sido aprehendido por esa zona del país.

Sin embargo, Mora García vio rodar su cabeza, y emerger la de María Eugenia García Céspedes, quien se desempeñaba como jefa de Atención Médica Provincial.

Las razones del cambio, en el típico ejemplo de secretismo que caracteriza desde siempre a la casta dirigente de la isla, no fueron informadas.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Fallece destacado médico cubano a causa del coronavirus



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO