Connect with us

Published

on

Un firulais se convirtió en la sensación de una carrera de relevos femenina celebrada en Utah.

El animal se coló en la pista y estampó 10,5 en 100 metros.

Un firulais que se encontraba en el peralte norte de la última curva en una pista de atletismo no se pudo resistir a la tentación de ver a los humanos corriendo y se coló en la carrera, la que terminó ganando por estrecho margen, entre el aplauso del público, risas y ovaciones.

El firualis cruzó la meta en primer lugar, aunque casi tumba en la misma raya de sentencia a la verdadera ganadora, a la que incluso le dio un chance cuando faltaban unos metros y él – más bien, ella, por cuanto se trata de una perrita que fue identificada como “Holly” – relajó el ritmo.

FloTrack informa que el gracioso suceso ocurrió durante una carrera de relevos celebrada en una escuela de Utah (EE.UU.). La firualis “Holly”, una perrita de raza híbrida Goldendoodle, se convirtió en la protagonista del evento conocido como Grizzly Invitational.

El hecho fue tan impactante para todos, que a Holly le midieron el tiempo hecho en los últimos 100 metros. Hizo 10.5, que es un segundo por debajo de la marca que posee Usain Bolt (9.58).

La carrera de Holly, que fue grabada desde el público por un teléfono celular, fue subida a las redes sociales, donde de inmediato se convirtió en viral. El video en Twitter acumula más de un millón de reproducciones.

Según se supo después, la culpa es de su dueño, que no tenía la correa del firulais sujetada y cuando Holly vio llegar a las competidoras de la carrera de relevos 4×200, se escapó de su dueño y se adentró en la pista, como si ella fuese una competidora más.

El tiempo de Holly no es ni siquiera meritorio entre los firulais de este mundo. Un perro galgo – considerado el can más veloz del planeta – es capaz de correr 100 metros en algo como 6 segundos.

De hecho, el récord mundial de un firulais en 100 metros es de 5,8 segundos, pues es capaz de alcanzar hasta 72 km/h, y correr los 200 metros en 11,2 segundos (Usaín Bolt tiene el récord del mundo entre los humanos, con 19,19 seg)

Esta velocidad la puede alcanzar en apenas seis zancadas, pero claro no puede sostenerla durante mucho tiempo. Se dice que el galgo puede alcanzar su velocidad tope en apenas 4 segundos.

Comparando estos récords de firulais con Usaín Bolt, un humano, me encontré otro humano, más específicamente un cubano dentro “del potaje”: Javier Sotomayor.

Si en la pista, los animales son con gran diferencia los más rápidos, no sucede así en la modalidad de salto de altura, donde el cubano Sotomayor ostenta el récord del mundo con 2,45 metros.

Son apenas 65 centímetros menos que los que lograría un canguro, que es capaz de saltar 3,1 metros. La llamada gaceta saltarina aventajaría al Soto por apenas 55 centímetros. Y un caballo, es capaz de saltar 2,47 metros, ¡solo dos centímetros más que Javier Sotomayor!

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Fotos de quinceañera en Cuba, con perro callejero, se hacen virales

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡¡¡ Repartimos 50 PREMIOS de hasta $300 !!!PARTICIPA YA
+