Connect with us

Cine y TV

El Peugeot de 1990 de Luis Alberto García, Compay Tercero, y los baches de Cuba

Published

on

El actor cubano Luis Alberto García, quien se destaca además por su activismo en redes sociales, publicó ayer un post en Facebook tras el último accidente de tránsito ocurrido en la isla.

El pasado lunes una guagua Diana se volcó  en las inmediaciones del Puerto Pesquero de la ciudad de Cienfuegos, cuando regresaba de su recorrido habitual entre el Hospital Psiquiátrico y el Parque Villuendas. Al menos 20 personas resultaron heridas. Fue ese suceso en cuestión el que provocó que Luis Alberto quisiera compartir cómo y por qué sucedió el accidente que tuvieron él y su familia el pasado 5 de octubre.

En el post relata como pasadas las 7 y media de la noche salieron en su  Peugeot de 1990, al que ha apodado Compay Tercero, pues está siempre con achaques. “Padece de la presión, del corazón, tiene problemas digestivos y ortopédicos, leucemia, Alzheimer (se le olvida que los autos deben arrancar) y lidia con una polineuritis crónica. La obsolescencia tecnológica tiene en él un ejemplo de culto. No es un auto. Es un hijo de la gran p… Un amoroso regalo que me han hecho por mis inestimables servicios a la cultura nacional. ¿Por qué tengo un auto así ? Bueno… porque esto es bonito, lo que hay es que entenderlo. Necesitaría páginas y páginas de amarguras y desaires y ninguneos y no estoy pa´eso. Además de que, en comparación con la gran mayoría de los ciudadanos de a pie, puedo darme con un canto en el pecho por tener en qué moverme”, describe el protagonista de Clandestinos.

El recorrido que emprendían era hacia San Antonio de los Baños, un camino muy mal iluminado, “desde que uno atraviesa el puente del antiguo Autocine Novia del Mediodía hasta la entrada a San Antonio de los Baños… El único sitio con algo de iluminación es el Punto de Control de la Policía cercano al pueblo”, describe. Con la responsabilidad de en esa situación proteger a su familia, admite Luis Alberto que “muy pocos choferes de los autos, camiones y autobuses que se te vienen de frente hacen los cambios de luces pertinentes porque ellos tampoco ven bien, sumergidos en tanta negrura”.

El actor cubano tras explicar cómo su Peugeot de 1990, Compay Tercero cariñosamente, se incrustó en un super bache y él ni sabe de qué manera logró dominarlo… describe el estado emocional en que quedó: “Me tosté. Por poco llamo a Radio Reloj y a Marino Luzardo. Uno se comporta muy raro cuando de milagro no se muere. Sobreviene una euforia diarreica aguda”.

La pesadilla de los baches en las carreteras de la isla no es nueva, lo que pasa es que cada vez es más una película de terror. Con el que se toparon Luis Alberto García y los suyos yendo hacia San Antonio de los Baños era de “fácilmente 40 o 50 centímetros de la sima a la cima. Un asesino”, reconoce Luis Alberto.

Y es entonces cuando el actor que hemos visto en tantas y tantas cintas cubanas, como Viva, Guantanamera, La vida es silbar, Juan de los muertos, Perfecto amor equivocado, Boleto al paraíso, y Madrigal, entre otras reflexiona: “¿Por qué? ¿Por qué los ciudadanos de este país, peatones, pasajeros y choferes tenemos que estar expuestos a semejantes peligros en carreteras y calles que están en paupérrimo estado sin mínimas condiciones de seguridad para nuestras vidas? Por todo aquel monte no había un cartel de alerta, un mechón, una vela. ¿Por qué la familia cubana tiene que sufrir con más frecuencia de lo normal la pérdida o la mutilación de sus seres queridos en accidentes de tránsito? Un país que tiene una salud pública gratuita, en el que cualquier hijo de cubanos comunes puede operarse a corazón abierto o tener un implante cloquear, hacerse una tomografía axial computarizada o consumir medicamentos costosísimos sorteando miles de impedimentos para acceder a ellos, no debería permitirse eso. No quisiera creer que la gratuidad de los servicios médicos trae aparejada cierto grado de indolencia en el cuidado de las vidas humanas”.

El post de Luis Alberto García deja serias interrogantes abiertas. Ojalá pronto tengan respuesta: “¿Hay materiales para las bellas carreteras que conducen a los turistas hasta sus lugares de estadía temporal y no para nosotros? La prensa extranjera agudiza más sus críticas contra Cuba cuando el muerto lo pone un foráneo. ¡Cuidado! Hay una escuela internacional de cine, televisión y video en San Antonio de los Baños llena “hasta el gollete” de extranjeros. Alumnos y profesores de tres continentes que a diario hacen el mismo camino que yo hice el viernes pasado y también de noche cuando regresan de festivales, estrenos, conciertos, etc. ¿Qué pasaría si…?”

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+